Categoría: Derechos Humanos/ Indígenas

No somos violentos
sábado 02 mayo 2020
por

La Guardia Indígena Comunitaria Whasek, de la etnia Wichí, protegen un poco más de 100 mil hectáreas que pertenecen a la comunidad. El consumo y el tráfico de droga, es entre tantos otros problemas muy graves, uno de los que busca combatir. La guardia denuncia lo que ocurre en su tierras.