Nosotras nos tenemos

Por el


*Florencia Rojo

Las mujeres sufrimos violencia en absolutamente todos los ámbitos donde desarrollamos nuestra vida: en el hogar, en el trabajo, cuando atendemos nuestra salud, cuando queremos acceder al servicio de justicia, cuando queremos ser representantes políticas. No importa en qué área queramos observar la violencia por el hecho de ser mujeres está ahí.

Por ello hablamos de una violencia estructural que es responsabilidad de cada una de las personas, si es social. Pensemos en el Mundial de fútbol masculino que se está desarrollando; un gol que no entra, un jugador que falla y ¿ de quien es la culpa? De la pareja MUJER de ese jugador… vayamos más lejos en la observación, ¿a quien se le achaca el mote de “mufar” el mundial? A las mujeres que están haciendo historia relatando por primera vez un partido en la copa del mundo. Y la lista continúa hasta el infinito.

Cuando llegan las efemérides como el 25N o el 8M, me suelen preguntar ¿Qué es lo que ocurre que las estadísticas de femicidios no bajan?, la respuesta es sencilla de decir, aunque muy dolorosa de comprender: NO IMPORTA LA VIDA DE LAS MUJERES Y DISIDENCIAS.

Mantener el status quo con una muerta al día, con mujeres golpeadas que no se animan a denunciar, con compañeras de trabajo que cobran menos que sus pares varones, con dirigentes políticas cuestionadas por su capacidad intelectual, con jóvenes menospreciadas en becas de estudio todo por ser mujeres. Mantenerlo así, bien quieto es lo que se quiere.

Ningún privilegiado quiere dejar sus privilegios para que los y las demás tengan derechos. Se necesitan leyes de cupo para que nos den el lugar: cupo en legislaturas, cupos en los trabajos, cupos en sindicatos, cupos en shows musicales. Ni así quieren repartir la torta.

Es tan desalentador estar levantando la mano hace siglos sin que se nos escuchen y  valoren como corresponde por el simple hecho de ser personas. Constantemente debemos demostrar que nuestro conocimiento es válido, que sabemos lo que decimos, que nuestras ideas son propias, que nuestras vidas merecen ser vividas sin violencias. Es agotador.

Pero en la desesperanza, lo único que nos salva son las redes. Esas redes, son de mujeres y disidencias, que nos felicitamos los logros, que hacemos escalón para que la otra suba, que militamos las leyes de las que ya no están, que gritamos los nombres de aquellas cuya vida les fue arrancada. Nosotras nos tenemos, para siempre.

*Abogada. Diplomada en ESI. Formadora en perspectiva de género

Categoria: Sin categoría | Tags: , , , | Comentarios: 0

Sé el primero en escribir un comentario.

Deja un comentario



Apoyá a la Revista


Si llegaste hasta acá es porque te interesa nuestra mirada hacia la sociedad y la manera comprometida con la que hacemos periodismo. Somos un medio autogestionado, alternativo, enfocado en temáticas de género y derechos humanos. Vivimos tiempos complejos y solo podemos seguir creciendo con tu aporte voluntario.



revista bohemia donaciones

DONAR
$500



revista bohemia donaciones

DONAR
$1.000



revista bohemia donaciones

DONAR
$2.000




Te sugerimos estos montos, pero si querés ayudarnos con otro importe, podés hacerlo en este CBU 3110016611001019972012 / Alias: ProyectoBohemia. Si tenés alguna duda, escribinos al correo bohemia.prensa@gmail.com



Últimas Notas


Manual de etiqueta para redes sociales: los sí y los no de WhatsApp
Sin categoría

Las redes nos están cambiando, torturando, agobiando. Con reglas claras, whatsupp puede ser menos invasivo.

VER MÁS




TEJEDORA WICHI DE ARGENTINA LLEGA A LA BIENAL DE VENECIA
Sin categoría

Claudia Alarcón y el colectivo ‘Silät’ expondrán nueve paños tejidos que cuentan algunos de los mitos de su pueblo y desafían la construcción occidental del arte

VER MÁS




El ex-Ministerio de Mujeres será una subsecretaría 
Género, Políticas Públicas, Sin categoría

Dependerá de Capital Humano. Qué se sabe sobre la continuidad de sus políticas y de las personas que trabajan allí. Qué suerte correrán quienes accedieron a su primer empleo...

VER MÁS




Jarumi Nishishinya: “Es una tortura que este proceso se alargue”
Abuso sexual en la Infancia

La artista, a los 42 años pudo denunciar el abuso sufrido en su niñez. Entonces había hablado, pero su familia no hizo nada. Hace dos años espera el juicio.

VER MÁS




Se recibió Sandra Toribio, la primera médica argentina de la etnia Wichí, egresada de una universidad pública
Políticas Públicas, Pueblos indígenas

s oriunda de Ingeniero Juárez, Formosa. Nació en el seno de una comunidad Wichí. Ama la medicina y la investigación, y en ese amor, incluye su deseo de volver...

VER MÁS




Condenan a un técnico por instalar programas espías en computadoras de sus clientas
Violencia de genero digital

Seis jóvenes tucumanas llevaron a juicio a un experto en informática por violar su intimidad a través de la instalación de programas en sus dispositivos.

VER MÁS