Emilia Velasco: Diseño y producción textil de Chaco para el mundo

Por el


La presencia de Maria Becerra en los Latin Grammys vistiendo un diseño especial Velasco no es ninguna sorpresa. Ya que la artista musical ya habría elegido esta prestigiosa marca de origen chaqueño en otra ocasión. Lo que refresca de la noticia es ver como la producción textil oriunda de “El Secreto de Argentina” ha entrado a las grandes ligas del diseño internacional, visibilizando el trabajo artesanal, sustentable y de metodología ancestral que realizan les chaqueñes.

Proyecto Bohemia entrevistó a Emilia Velasco, la creadora del vestido negro de dos piezas realizado en Ao po´í (tejido fino) guaranítico 100% algodón natural, para conocer más del proceso productivo de su marca Velasco, vestir experiencias. 

“Nuestro procedimiento se basa en prácticas éticas y transparentes. Queremos demostrar el valor de todos los procesos dentro de la trazabilidad de nuestros productos. Seguimos el concepto de economía circular y upcycling, utilizando un sistema ventajoso por el que reutilizamos, reducimos y reciclamos. Devolviendo el valor al proceso y a la artesanía hecha a mano, pretendemos crear experiencias que viajen con nuestras prendas.”  afirmó.

La diseñadora nacida en Resistencia creó en 2011 Velasco, vestir experiencias en la misma ciudad chaqueña, dentro de una mixtura de constante co-creación con diseñadores, ilustradores, músicos y artistas. Es por ello que la impronta chaqueña aún permanece latente en el corazón de cada prenda, que ahora se ha mudado a la capital argentina.

-¿Trabajás con otros profesionales o marcas chaqueñas? ¿Cómo es el proceso productivo de los diseños? 

El proceso productivo generalmente depende de qué es lo que se vaya a producir. Porque dentro de Velasco está la propuesta “Listo para usar”, que son piezas más para la calle, y después tengo otra línea que se llama Especiales Velasco o “Vestuarios escénicos”. Son propuestas bastante más jugadas que requieren tiempo y en donde todo es un poco llevado a los extremos.

Yo constantemente tengo imágenes en mi cabeza y voy bajándolas en papel. Después, a veces aparece alguna propuesta y termino llevándola para ese lado. Tiene que ver con algo que ya me viene latiendo. No es una cosa de la noche a la mañana, lleva mucha planificación, mucho tiempo de preparación. 

Con la pandemia modifiqué mi sistema productivo en donde creaba pequeñas series, y comencé a hacer una especie de diseño a la carta, o como le dicen acá en Buenos Aires pre-order, y cada vez que se puede o veo que un producto funciona mejor confecciono una pequeña tirada. Pero también tiene que ver con saber leer el contexto y la realidad en la que estamos inmersos.

Trabajo hace años con Luján Signoris, una gran amiga que admiro. Valoro mucho su mirada creativa, y al ser artista textil y tejedora también está en gran parte de los procesos. A veces hay cosas que ella me manda del Chaco para acá y yo termino ensamblando en Buenos Aires o viceversa, es una gran compañera de taller a quien extraño. Este es un laburo que está bueno compartirlo pero no lo compartís con todo el mundo, al espacio de construir. Es un momento bastante personal y yo soy bastante más ‘bicho de taller’, me gusta componer en tranquilidad, con buena música. Trabajo con Luján, trabajo con textil de Chaco, con la cooperativa Inimbo, todo es un gran entramado.

-¿En qué consiste la perspectiva sustentable y ética que implementás en tus diseños? 

Se hace referencia a las prácticas sustentables y éticas porque el procedimiento se basa en prácticas transparentes. Dónde se pueda demostrar el valor de todos los procesos dentro de la trazabilidad de nuestros productos. El sistema que se utiliza es el concepto de economía circular y el upcycling. Mediante él se reduce, se recicla y se reutiliza la materia prima. Por ejemplo, con todos los desechos de nuestras propias producciones se piensan productos para ser hechos con ese material que, en otras marcas o en el mundo en general, son descartados. 

La idea es darle el valor a ese proceso, a lo hecho a mano, a lo que lleva una huella humana. Pretendemos crear experiencias que viajan a través del cuerpo compartiéndolas. Nosotros somos agentes de cambio y comunicadores activos y el mundo nos necesita. El planeta necesita tanto productores con esta conciencia y con esta metodología como a consumidores que los elijan. 

-¿Cuáles son los saberes ancestrales que buscan transmitir?

Trabajo con técnicas ancestrales cómo el crochet, el macramé, el telar y la serigrafía, que es una forma de estampado. En este momento estoy trabajando mucho con la técnica del tejido. Mi abuela paterna tejía y crecí viéndola a ella, su tenacidad, su forma incisiva y precisa de trabajar esta técnica. Así que me parece fundamental continuar con este legado, que nadie me obligó a continuar sino que es una cosa que me nace, y enriquece mucho cada propuesta.

-¿El diseño de María Becerra fue hecho exclusivamente para ella o será parte de un conjunto? ¿Cuál es la propuesta estética de esa prenda?

El diseño que arme para María fue exclusivamente para ella y para esta red carpet. Y en cuanto a la propuesta, desde la morfología, el sistema de cerrajes y el ajuste que tiene la prenda se pretende tomarla y hacer una bajada. 

Son piezas que llevan muchísimo tiempo, ya que están desarrolladas en alpaca con el trabajo de Soledad Limido, una joyera que tiene su estudio cerca del mío. Lleva mucho tiempo de trabajo y es un material nuevo para mí. Por eso es parte de Especiales Velasco y está pensada para producirse pre-order. Más allá del deseo de continuar desarrollando esta prenda si es pedida, estoy trabajando en hacerla con cordones elásticos y simplificando un poco más la forma. 

-¿Qué se siente volver a trabajar con Becerra? ¿Por qué considerás que elige tu trabajo?

Volver a ser convocada por la estilista y vestuarista de María, realmente fue hermoso. Trabajar con ellos es muy fructífero, son muy amorosos, muy respetuosos, y muy prolijos para trabajar. Muchos podrían considerarlos como parte de ‘el escenario internacional’, y tal vez una no dimensiona cómo es. Principalmente hay mucho respeto con la identidad y la sensibilidad creativa que tiene mi marca y que tengo yo. Trabajos como estos realmente me emocionan, es uno de los momentos que más me atraviesan y me gustan.

Yo creo que con este tipo de acciones, el hecho de que una artista que tiene la posibilidad de adquirir cualquier otra marca a nivel internacional decida apoyar el diseño argentino de su país y que te agradezcan por eso, es fuerte y muy emocionante. Y yo agradezco profundamente esta posibilidad. Creo que los discursos se enriquecen porque somos factores activos, comunicadores. Yo soy una persona con la voz amplificada para contar historias que viajan en una prenda, y que esa prenda esté en el cuerpo de María en este caso. Ella lo va a portar, ella elige hacerlo, en un escenario con proyección nacional e internacional representando nuestro país. Es un montón, es necesario y es urgente que más artistas apoyen la industria argentina y visibilicen nuestro diseño.

-¿Qué proyectos se vienen?

La verdad que hay muchas cosas en el tintero y un montón de cosas que hay que continuar y ver cómo evolucionan. Estamos vendiendo en España, un punto de venta que estamos monitoreando para ver cómo se va comportando ese nuevo espacio para nosotros a nivel internacional. Tenemos un montón de propuestas que estamos analizando y también en el año se trabajaron vestuarios que todavía no se pudieron compartir, porque son para una serie con proyección internacional. Creemos que va a salir, según nos dijo el equipo, el año que viene. Y eso también es una huerta interesante. 

En este último tirón del año queremos hacer una pequeña propuesta inspirada en lo de María. Pero en algún momento tengo que cortar, tengo que descansar, porque al ser una empresa pequeña es todo muy a pulmón. También es necesario entender el momento en que uno tiene que descansar para que las energías vuelvan a renovarse y empezar con todo.

¿Qué significa para vos que tus diseños de impronta chaqueña tengan renombre internacional?

A mí me emociona un montón representar a mi país como chaqueña. Porque trabajo con la materialidad que se siembra, se cosecha, se hila y se teje en nuestro país. Es industria argentina con una sepa chaqueña muy fuerte. Es realmente muy potente y muy emocionante, porque tuve la posibilidad de ver cosas bellísimas, y el cruzarse constantemente con artistas y trabajar con la materialidad te posiciona en otro lugar. No sólo por el material, sino por cómo trabajas con ese material. 

En mi primera colección, en 2010, trabajé con bolsas de algodón. Se llamaba Samohú, que es la flor del palo borracho, la flor provincial del Chaco, y trabajaba con estampas, con stencils. A partir de allí al material lo teñía, le agregaba otros materiales, comenzaba  el sistema como corsetero, tejía, trabajaba con el descarte. Miles de formas. Trabajé este algodón de muchísimas maneras, y hoy en día tener esta identidad te convierte en algo atemporal. Entonces en un momento  cambié el material, dejé el algodón de la cooperativa Inimbo, este algodón crudo que siento que me representa tanto, y fui hacia el Ao po´í, este algodón que tiene que ver con mi historia y con mis ancestros. Me acerqué además con un material como la alpaca, que es nuevo para mí. Y el hecho de que se siga leyendo esa identidad tras los cambios es maravilloso. Representar a Argentina de esta manera me emociona un montón porque esto es de lo que yo quiero vivir el resto de mi vida.

Categoria: arte, Compromiso social, Cultura, Diseño, Sin categoría | Tags: , | Comentarios: 0

Sé el primero en escribir un comentario.

Deja un comentario



Apoyá a la Revista


Si llegaste hasta acá es porque te interesa nuestra mirada hacia la sociedad y la manera comprometida con la que hacemos periodismo. Somos un medio autogestionado, alternativo, enfocado en temáticas de género y derechos humanos. Vivimos tiempos complejos y solo podemos seguir creciendo con tu aporte voluntario.



revista bohemia donaciones

DONAR
$500



revista bohemia donaciones

DONAR
$1.000



revista bohemia donaciones

DONAR
$2.000




Te sugerimos estos montos, pero si querés ayudarnos con otro importe, podés hacerlo en este CBU 3110016611001019972012 / Alias: ProyectoBohemia. Si tenés alguna duda, escribinos al correo bohemia.prensa@gmail.com



Últimas Notas


Manual de etiqueta para redes sociales: los sí y los no de WhatsApp
Sin categoría

Las redes nos están cambiando, torturando, agobiando. Con reglas claras, whatsupp puede ser menos invasivo.

VER MÁS




TEJEDORA WICHI DE ARGENTINA LLEGA A LA BIENAL DE VENECIA
Sin categoría

Claudia Alarcón y el colectivo ‘Silät’ expondrán nueve paños tejidos que cuentan algunos de los mitos de su pueblo y desafían la construcción occidental del arte

VER MÁS




El ex-Ministerio de Mujeres será una subsecretaría 
Género, Políticas Públicas, Sin categoría

Dependerá de Capital Humano. Qué se sabe sobre la continuidad de sus políticas y de las personas que trabajan allí. Qué suerte correrán quienes accedieron a su primer empleo...

VER MÁS




Jarumi Nishishinya: “Es una tortura que este proceso se alargue”
Abuso sexual en la Infancia

La artista, a los 42 años pudo denunciar el abuso sufrido en su niñez. Entonces había hablado, pero su familia no hizo nada. Hace dos años espera el juicio.

VER MÁS




Se recibió Sandra Toribio, la primera médica argentina de la etnia Wichí, egresada de una universidad pública
Políticas Públicas, Pueblos indígenas

s oriunda de Ingeniero Juárez, Formosa. Nació en el seno de una comunidad Wichí. Ama la medicina y la investigación, y en ese amor, incluye su deseo de volver...

VER MÁS




Condenan a un técnico por instalar programas espías en computadoras de sus clientas
Violencia de genero digital

Seis jóvenes tucumanas llevaron a juicio a un experto en informática por violar su intimidad a través de la instalación de programas en sus dispositivos.

VER MÁS