¿Y ahora qué hacemos? El agua cotiza en mercados de EEUU

Por el

Hace un par de semanas el mundo se encontró con la noticia de que el agua empezaba a cotizar en Wall Street. Las predicciones que desde hace muchos años se hacían sobre un recurso tan limitado como indispensable parecían argumentos de ciencia ficción. Lo cierto es que ya está ocurriendo.

María Victoria Dunda, es abogada e integra El Paraná no se toca colectivo desde el cual bregan junto a otras organizaciones por una ley de humedales que proteja el agua como parte de un ecosistema

¿Qué significa que el agua cotice en Wall Street?

Primero hay que pensar que es una gran alerta para todos los ciudadanos y ciudadanas del mundo porque es la mercantilización en su mayor expresión de los que son los derechos humanos lo cual genera un alerta bastante importante.

¿Por qué un alerta?

Porque estamos hablando de un derecho de máxima jerarquía. Decir que se a convertido el agua en un commodity está diciendo que el acceso al agua, el uso del agua estaría generando fluctuaciones en medio de estos mercados bursátiles que son imposibles de controlar por los ciudadanos comunes y que quedan al capricho de estos grandes sistemas financieros que no siempre van a estar a favor de la ciudadanía

Porque estamos hablando de un derecho de máxima jerarquía. Decir que se a convertido el agua en un commodity está diciendo que el acceso al agua, el uso del agua estaría generando fluctuaciones en medio de estos mercados bursátiles que son imposibles de controlar por los ciudadanos comunes y que quedan al capricho de estos grandes sistemas financieros que no siempre van a estar a favor de la ciudadanía

¿En qué otros lugares, además de California en EEUU, se está utilizando el derecho al uso del agua?

Siempre hemos tenido el derecho al uso del agua. (En la Argentina en la época de las privatizaciones) Tenemos que tener en cuenta, con respecto al agua, dos cuestiones importantes. Una es el agua como derecho humano, como el alimento, como indispensable para nuestro organismo para poder sostener la vida y el otro tema es el saneamiento del agua, en donde los Estados tienen responsabilidad de garantizarla de buena calidad y de distribuirla en toda la población. Después hay otra mirada, que creo que se habla de eso cuando se habla del uso y cotización del agua a los usos que hace la producción sobre el agua. Por ejemplo la megaminería hace un uso del agua bestial, es una cantidad de agua al servicio de las mineras muy grande. Cuando se anuncia que ahora el agua es un commodity y que va a serlo el tema es si las empresas están dispuestas a pagarlo las empresas que usan tanta agua para su producción y en ese caso quién debería cobrar,  este uso del agua y si esto de que cotice en bolsa me va a afectar como consumidor. Estas son las preguntas que disparan las alertas. Es por eso que el derecho al agua es tan importante, el derecho que tiene una persona de abrir una canilla y tener agua potabilizada. En muchas poblaciones de nuestro país eso no sucede. El agua es parte de los alimentos indispensables para la subsistencia. Primer punto, ojo que esto no se mercantiliza esto no se puede ver desde la mirada crematística, es decir la búsqueda de hacer dinero porque sí y esto es lo que se estaría planteando acá. No podemos permitir una mercantilización del agua. No podemos avalar el deseo de hacer dinero a costa de cualquier cosa. Es imposible que los seres humanos aceptemos o que los gobiernos acepten o que lo acepten los organismos internacionales. Me llama la atención que ninguno salió a decir que no a esto.

De tan desopilante parece una noticia falsa. Se está cumpliendo la advertencia de que en algún momento iba a haber una disputa por el agua dulce a nivel mundial…

Ocurre que hay una escacéz real de agua. Hay una crisis ambiental. Nosotros hemos tenido incendios en toda la costa del Paraná que evidentemente han afectado el ciclo del agua. Estamos viviendo una bajante extrema del río Paraná. Además de todos los vertidos en nuestros ríos y arroyos sin ningún tratamiento. Ante todo esto, antes de hablar de que el agua cotiza en bolsa o que se va a convertir en un commodity, los Estados tienen la obligación de sanear y de facilitar el acceso al agua.

¿Qué pasa con el consumo de agua para la subsistencia ante este nuevo panorama?

Cuando se privatizaron de las empresas que proveen agua durante los 90, desaparecieron los bebederos en la vía pública, entonces ya no tenías ese acceso al agua en tu barrio, libremente, tenías que pagar tu factura de agua. Entonces una cosa es si la megaminería tiene que pagar el agua que utiliza, aunque antes que eso prefiero que sanee el agua que derrocha. Porque si va a utilizar agua potablizable y lo único que va a devolver es contaminación…

Por eso pedimos que se discutan los sistemas de producción contaminan el agua, no la sanean y nadie les cobra ese agua. Por cada grano que se exporta se lleva un poco de agua, esa es la vuelta del agua virtual esa agua no queda en La Bolsa. Por eso nosotros pedimos la ley de humedales, porque es troncal para determinar la producción de acuerdo a los sistemas

¿Qué puede pasar en el mundo y en Argentina a partir de la cotización del agua en La Bolsa?

No puedo responder que puede pasar pero si podemos decir que en Argentina una parte de su población no tiene acceso al agua potable para tomar, para cocinar o para bañarse. Aquí en Rosario vemos en los barrios las napas contaminadas con arsénico, lo que también impide la extracción de agua para potabilizar. Con esta crisis climática y la falta de infraestructura y los inconvenientes para tomar el agua del Paraná para potabilizarla elevan los costos. Hay que sumar el uso irracional del agua por parte de las empresas pero también de los consumidores por falta de educación ambiental. Todo este año que pasó tuvimos un Paraná muy bajo, dos metros más abajo de su cota natural.

¿Qué pasa con las tomas de agua para consumo humano en California, estado referente para el valor del agua en wall street?

Yo creo que ahí va a estar el primer conflicto. Hay que ver al conflicto con una mirada global . Las grandes empresas con sus esferas transnacionales, esta mano tan visible del mercado, con esto de decir bueno nosotros vamos a convertir el agua en un commodity y vamos a establecer cuanto vale el agua día a día. Deja a los ciudadanos incluso a los Estados rengos en esta situación. Qué van a hacer ante esto? Lo que más me llama la atención es el silencio de los otros, cómo no van a oponerse ante estas declaraciones del mercado. Qué va a decir la ONU que declaró el año 2010, el agua como un derecho humano, esta mercantilización de este recurso vital? Es como cuando privatizaron las empresas de agua y pusieron los medidores, por un lado se cuida el recurso y por otro cada gota tiene un valor. Es peligroso mercantilizar todos los derechos humanos. Si nadie hace nada para producirla por qué la van a cobrar. Diferente es cuando se la potabiliza ahí hay un costo. No es nada sencillo pensarlo

La ley de humedales debe garantizar los ciclos ecológicos que cuidan el agua, exigir que sean producciones responsables y basadas en estos parámetros ecosistémicos. Sino esto va a ser catastrófico, la escasez de agua por un lado y la falta de acceso por el otro en tanto se siga mirando con ese enfoque crematístico, de producir dinero porque sí 

La noticia sobre el agua

Hace un par de semanas el agua comenzó a cotizar en Wall Street dentro del mercado de futuros de materias primas.

El motivo por el que se tomó esta determinación es por la escasez de este bien. Ahora su precio fluctuará como sucede con el petróleo, el oro o el trigo, según informó CME Group, compañía estadounidense de mercados financieros.

El índice Nasdaq Veles California Water Index, señala que el precio del agua se duplicó en el último año. Se estima que su valor seguirá subiendo a medida que sea cada vez más escaso.

Este índice, con el «ticker»(código que indentifica un producto que cotiza en bolsa) NQH2O, se basa en un indicador de precios de los futuros del agua en California que hace unos días cotizaba a unos 486,53 dólares por acre-pie, una medida de volumen utilizada en Estados Unidos equivalente a 1.233 metros cúbicos.

Lo que empezó a cotizar en Wall Street no es el agua en sí misma, sino los derechos de uso.

Pedro Arrojo Agudo, relator especial de Naciones Unidas para los DD.HH. al agua potable y al saneamiento, afirmó en un comunicado “es una noticia peligrosísima, muy mala” porque el fluido podría transformarse en un commodity. «No se puede poner un valor al agua como se hace con otros productos básicos comercializados. El agua es de todos y es un bien público. Está estrechamente ligado a todas nuestras vidas y medios de subsistencia, y es un componente esencial para la salud pública”(…)»El agua ya está bajo una amenaza extrema por una población en crecimiento, una demanda creciente y una contaminación grave de la agricultura y la industria minera en el contexto del impacto cada vez mayor del cambio climático. «

El experto explicó que mientras los agricultores, las fábricas y las empresas de servicios públicos buscan fijar precios, un mercado de futuros de este tipo también podría atraer a especuladores como fondos de cobertura y bancos a apostar por estos precios, repitiendo la burbuja especulativa del mercado de alimentos en 2008.

“En este contexto, el riesgo es que los grandes actores agrícolas e industriales y los servicios públicos a gran escala sean los que puedan comprar, marginando e impactando al sector vulnerable de la economía como los pequeños agricultores”, dijo Arrojo-Agudo.

Según publica Gustavo Veigas, en Página 12, ya se habla de los “aguatenientes”. Sujetos proactivos que buscarán oportunidades solo con el fin de negociar un bien escaso del que carecen hoy 700 millones de personas en 43 países.

El estado de California no es la única región del mundo con problemas de agua, ni tiene la exclusividad en la concesión de su uso. En Chile y Australia hay antecedentes del otorgamiento de derechos gratuitos y a perpetuidad del recurso hídrico. Por ejemplo, en el valle de Copiapó, en la región de Atacama, se concedieron más derechos de uso del agua que la disponible en la cuenca de sus ríos, señaló Gonzalo Delacámara, un especialista en el tema citado por el diario El País. La constitución pinochetista de 1980 ha mantenido durante 40 años la privatización del agua con rango de ley. Es un caso único en el mundo. Según denunció el obispo Luis Infanti de la región de Aysén, en el sur chileno, el 82% de este recurso escaso es propiedad de dos empresas extranjeras: la estadounidense AES Gener y la italiana Enel.

En 2012 ya denunciaba que “en Chile, uno puede ser dueño de la tierra, pero no del agua que pasa por su tierra. Las leyes vigentes, favorecen la apropiación y comercialización del agua; como resultado de ello algunos se enriquecen, a costa del bien común de todos. Los pobres, con menor poder adquisitivo, no sólo son marginados de la toma de decisiones políticas y sociales, sino también del acceso a los bienes para su vida y sustento”. Wall Street y su decisión de cotizar el agua a futuro es una nueva vuelta de tuerca al problema.

El español Arrojo Agudo denunció publicamente lo que conlleva la mercantilización de este recurso elemental para la vida, casi un contrasentido que deba explicarse en plena segunda ola de la pandemia: “Hoy, en mi calidad de relator especial de la ONU para los derechos humanos al agua y al saneamiento, me veo en la obligación de lanzar un mensaje de alerta a nivel mundial, en la medida en que este hecho supone acelerar y profundizar riesgos inaceptables para estos derechos humanos”. Los fondos especulativos y jugadores globales ya tienen gracias a Wall Street la herramienta financiera indispensable para convertir ese derecho en cartón pintado. Poco les importa lo que puedan opinar funcionarios de Naciones Unidas, ambientalistas, juristas y académicos, concluye Veigas



agenda bohemia

eschaco
El Arbol Amarillo Libreria Infantil
hirameku

Categoria: Derechos humanos, economía | Tags: , , | Comentarios: 0

Sé el primero en escribir un comentario.

Deja un comentario




Últimas Notas


«Salí, a ver si aguantas una 9 mm» es una de las tantas amenazas por las que Marilú denuncio a Gutiérrez más de 20 veces
Género, Justicia

Son algunas de las palabras textuales que figuran en las denuncias por violencia de género que había hecho Marilú Robledo, antes de ser víctima de femicidio. ¿Qué procedimientos fallan...

VER MÁS




Inflación y (des)Control
Economía y Política

El actual gobierno nacional tomó 17 medidas para frenar los precios y aún así la inflación continúa siendo muy alta. En este informe Marcos Salomón hace un racconto...

VER MÁS




El primer paso hacia la inclusión: nombrar la discapacidad
Discapacidad y derechos

Verónica González es ciega, trabaja como columnista en la TV Pública nacional. En la nota recorre temas vinculados a la inclusión en los medios, a las deudas del Estado...

VER MÁS




La ternura como dimensión política urgente
Textual

"La práctica política institucional o partidaria que descarta la ternura es mercantilismo que no ve, que no oye y que no siente al otro." Reflexiones de Coco pagano...

VER MÁS




¿Sabías que hay un proyecto que permitiría seguir construyendo en el valle de inundación del río Negro?
Ambiente, Urbanismo

La Municipalidad de Resistencia, en mayo, presentó un nuevo(?) Código de Planeamiento Urbano, para los Defensores del Río Negro y sus lagunas. La propuesta, no sólo no es una...

VER MÁS




Piden que se eleve a juicio el crimen de odio contra Fabiola Ramírez
Derechos humanos, Género

Sería el primer juicio en nuestra provincia que se lleve adelante con un crimen agravado por el odio al género, y uno de los primeros en el país después...

VER MÁS