“Argentina dolor y esperanza”, el mural que enfureció a la iglesia

 

Por Silvana Vesconi, Ana Schwartz y Noelia Moreyra

“Vamos a hacer hablar a esa pared blanca”, dijo Amanda Mayor cuando conoció el salón del Aula Magna en la Universidad Nacional del Nordeste (UNNE). Corría el año 1985 y la artista entrerriana decidió pintar allí un mural en memoria de los fusilados en la masacre de Margarita Belén, entre los que se encontraba su hijo, Fernando Piérola. Él había estudiado arquitectura en la UNNE y Amanda encontró allí el espacio indicado para contar a las generaciones de estudiantes lo que había sucedido en Argentina durante la dictadura eclesiástico-cívico-militar y también el futuro esperanzador que comenzaba a vislumbrarse con el retorno a la democracia.

Amanda empezó a comentar su idea entre los allegados y familiares que se reunían cada 13 de diciembre en la Plaza España de Resistencia para conmemorar un aniversario más de la masacre. Allí fue donde Pitu Lestani, su amiga, arquitecta y militante de Derechos Humanos (), le presentó a un grupo de militantes estudiantiles de la UNNE que organizaban actividades pro-memoria dentro de la universidad. Desde entonces, Amanda comenzó a recorrer los pasillos de la universidad y eligió la pared del Aula Magna para plasmar su obra. Entre mayo y abril de 1985 empezó a dar forma al boceto del mural desde Entre Ríos (su lugar de residencia) e inició los trámites formales para la presentación de su proyecto.

La participación política de los estudiantes y su compromiso con los Derechos Humanos en el ámbito de la UNNE fue uno de los factores fundamentales para que Amanda pudiera concretar su obra. Este acompañamiento quedó materializado el 23 de abril de 1986, cuando se constituyó la Comisión Pro Mural Margarita Belén, convocada desde la Federación Universitaria del Nordeste (FUNE), incluyendo también a la comunidad universitaria, gremios, agrupaciones sociales, partidos políticos y organismos de DDHH.

La Comisión logró sumar firmas de adhesión al proyecto del mural por parte de todos estos sectores y de la sociedad civil y política en general. Amanda envió cartas con la propuesta de realizar la obra al entonces rector de la UNNE, Armando Romero, y al secretario de Extensión Universitaria, Edgardo Rossi. Además, asistió a varias reuniones del Consejo Superior para explicar detalles del boceto del mural. El 23 de abril de 1986, con el consenso generalizado a la iniciativa, la FUNE elevó formalmente el proyecto al Consejo Superior de la UNNE y el 25 de mayo fue aprobado por unanimidad de sus miembros. La Resolución N° 219 del 28 de mayo de 1986 autorizó a la autora a realizar el mural en el Aula Magna.

El 31 de julio de 1986 Amanda comenzó su obra junto a un grupo de jóvenes pintores integrantes del Movimiento Nacional de Muralistas – Centro Paraná (Entre Ríos): Oscar Ojeda, Sergio Damonte, Graciela Rosset, Silvina Villagra y Griselda Meded. A ellos se sumó Carlos Cuevas, en ese momento estudiante de Bellas Artes de Chaco. Los artistas trabajaron durante 17 días y la noticia sobre la temática que estaban pintando comenzó a repercutir en los medios de comunicación locales.

El proyecto de Amanda era el primero que se presentaba en la UNNE como iniciativa de una artista y el primero que abordaba la temática de derechos humanos. Incluso a nivel nacional se ubica entre los primeros murales evocativos del genocidio realizado en una universidad pública, teniendo como antecedente el mural pintado el 10 de diciembre de 1984 en la Escuela Universitaria de Educación Física (EUDEF) de la Universidad Nacional de Tucumán.

Una de las escenas del horror que relata Amanda en la obra muestra a un cura de sotana negra bendiciendo la tortura de un joven.Esto generó la conmoción de sectores conservadores y la reacción de grupos de tareas que seguían activos en democracia.   

El mural ya estaba en la portada de todos los diarios cuando comenzaron las intimidaciones anónimas hacia Amanda y los estudiantes que la acompañaban. Desde carteles con amenazas de muerte hasta secuestros y torturas a varios integrantes de la Comisión. Estos hechos fueron denunciados públicamente y también tuvieron repercusión mediática a nivel provincial y nacional, dando inicio a una inesperada polémica alrededor del mural que pronto dejaría ver los vestigios de la dictadura cívico-eclesiástica-militar.

La censura

El 15 de agosto de 1986 Amanda dio por terminada su obra y realizó un festival de inauguración informal, ya que debido a los hechos de amenazas y secuestros decidió no hacer una inauguración oficial. Ese mismo día, el Juzgado Federal de Resistencia recibió un recurso de amparo contra la UNNE interpuesto por los arzobispos de Resistencia y Corrientes, Juan José Iriarte y Juan Carlos Rossi, respectivamente. La Iglesia Católica pedía que se borre del mural la figura de un sacerdote de sotana negra que presenciaba una escena de tortura.

En ese momento comenzó la causa legal y la polémica se difundió rápidamente en los medios de comunicación a nivel local, nacional e internacional. En los diarios impresos de la época se instaló el debate sobre el rol que jugó la Iglesia en la dictadura y las opiniones de la población en las cartas de lectores se dividían entre quienes apoyaban la causa de Amanda y aquellos que respaldaban la postura de los arzobispos, entre ellas entidades católicas como el Consejo Arquidiocesano de Pastoral y la Junta Arquidiocesana de Laicos.

El 17 de agosto de ese año, el juez federal de Resistencia, Norberto Giménez, otorgó a la UNNE 72 horas para dar su respuesta. La universidad comunicó “que no hubo intenciones de agraviar a la Iglesia, instituciones o persona alguna y que había disímiles interpretaciones sobre la coincidencia entre el boceto original y el mural”, desconociendo así lo que el Consejo Superior había aprobado por unanimidad tres meses antes. En este momento, Amanda pidió ser parte de la querella como autora de la obra, pero no obtuvo respuesta.

El 30 de agosto de 1986 el juez hizo lugar a la acción de amparo interpuesta por los arzobispos y otorgó a la universidad un plazo de cinco días para suprimir la figura del sacerdote en conflicto. El 5 de septiembre, pintores anónimos borraron la imagen del cura del mural. La Comisión pudo constatar que, paradójicamente, la UNNE había convocado a artistas locales para censurar una obra de arte y ante el rechazo contundente debieron recurrir a pintores de brocha gorda.De esta forma, en un fallo sin precedentes, la censura quedó “legalmente” autorizada por la justicia democrática y avalada por una universidad pública.

Al día siguiente se realizó una marcha de repudio, que sería la primera de muchas otras muestras de apoyo a Amanda y en contra de la censura. La causa legal quedó cerrada, pero la autora reinició un proceso jurídico para seguir reclamando por su derecho de propiedad intelectual.

En diciembre de 1998, durante una protesta en la Facultad de Humanidades, los estudiantes invitaron a Amanda a restituir la imagen del sacerdote y pintar el cura por segunda vez. Sin embargo, en menos de 72 horas, artistas desconocidos convocados por la Universidad borraron nuevamente al cura. La Comisión aseguró que en esta oportunidad se borró la imagen con una prolijidad tal que quienes no conocían el mural no pudieran identificar al espacio artístico mutilado.

Amanda no se rindió y en cuanto encontró la posibilidad volvió a subirse a los andamios para pintar al sacerdote. En la Comisión no hay registro de la fecha exacta en la que esto ocurrió, pero lo claro es que en pocos días la imagen fue censurada por tercera vez. Tuvieron que pasar 18 años para que la justicia ordenara a la Universidad la restitución de la escena. El 12 de diciembre de 2004, meses antes de su muerte, Amanda pintó al cura de sotana negra por última vez.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Pinceladas de Memoria: un documental sonoro sobre el mural

En 2017 como trabajo de tesina de la Licenciatura en Comunicación Social de la UNNE decidimos contar la historia de la censura a través de una serie documental sonora denominada “Pinceladas de Memoria”. La investigación, entrevistas, armado del guión y postproducción duró un año, plasmado en tres capítulos consecutivos en donde aparecen los testimonios de quienes fueron protagonistas principales de esta historia: integrantes de la comisión pro mural, militantes políticos, artistas y los hijos de Amanda: Gustavo y Cristela Piérola.

Se sumaron incondicionalmente al proyecto músicos/as y cantantes locales, que grabaron canciones alusivas a la militancia de Amanda y a la masacre de Margarita Belén. Tony Rosselló escribió en el Aula Magna el poema “Amanda, dolor y esperanza” y años después Sergio Morra aportaría la música y Neyén, su hija, su voz que emociona hasta las lágrimas. “Cantata a la verdad de Margarita Belén” es un poema de Amanda Mayor que el músico Chino Niveyro hizo canción y grabó junto a Miguel Leguizamón en voz.

Consideramos que la censura al mural de Amanda “es un hecho emblemático” en la región, ya que no existen otros casos de censura por parte de la Iglesia dentro de la disciplina del arte plástico en democracia. En este sentido, la producción busca rescatar el valor histórico y cultural de la obra y es un aporte al acervo histórico de los Derechos Humanos en la provincia, la historia de la UNNE y la militancia estudiantil  apostando al lenguaje sonoro como catalizador de recuerdos y vivencias que nos transportan en el tiempo y espacio.

La serie se presentará en el Aula Magna de la UNNE el próximo lunes 19 de marzo a las 19 hs. Será en el marco de las actividades por el Día Nacional de la Memoria por la Verdad y la Justicia dando paso al debate luego de escuchar la serie. Para más información se puede acceder a la página de “Pinceladas de Memoria”.

20180316_081033
http://pinceladasdememoria.wixsite.com/documental-sonoro

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s