Juicio por la muerte de Adriana Barreto: el “femicidio” que volvió a ser “suicidio” según los procesos judiciales

Por el


Aún sin juicio sustanciado, para la Justicia chaqueña la muerte de Adriana Barreto ya había sido un “supuesto suicidio”, cuando en noviembre de 2020 la fiscala Andrea Langelotti, había caratulado así la causa en las primeras horas de su muerte. Luego vino el cambio de carátula a “supuesto femicidio’‘, con los tiempos procesales que nunca van de la mano de los de los justiciables. 

Ahora, a días de la Navidad 2022, la jueza en lo criminal N° 2 de Resistencia, Dolly Fernandez, absolvió “por el beneficio de la duda” a Carlos Ojeda, ex pareja de la víctima, agente de policía de la Provincia, quien se encontraba en prisión preventiva imputado como supuesto femicida.

Para poner en valor los criterios falibles de quienes deben impartir Justicia, vale repasar algunas acciones recientes, que resaltan en el desempeño de la doctora Dolly Fernandez. En el año 2015 cuando ejercía funciones como fiscala, intervino en el caso de la muerte de Yanina Sequeira, asesinada por su pareja Adrian Morel en un departamento de General Vedia. Fernandez, casi de inmediato, determinó que la causa sea archivada como muerte súbita. Cuatro años después, y por insistencia de la familia de la víctima sobre la necesidad de investigaciones más profundas,  un Jurado Popular condenó a prisión perpetua a su femicida. 

En 2020, ya como Jueza de la Cámara Segunda en lo Criminal de Resistencia, en el caso de violencia institucional o llamado “gatillo fácil”, absolvió al cabo Fernando Follmer, acusado de asesinar por la espalda a Benjamín Fernández. Fallo que fue apelado por la querella particular y de la Secretaría de DDHH y Género

El mismo año y, habiendo condenado a 14 años de prisión a Pedro De Francischi por el delito de Abuso Sexual con acceso carnal a una niña cuando ella tenía 6 y 9 años, negó la prisión preventiva solicitada por la querella entendiendo la posibilidad de fuga del abusador, y otorgó prisión domiciliaria con monitoreo mediante pulsera electrónica, que el hombre burló. Un año después fue hallado en CABA

Uno de los hechos más recientes que la tienen como protagonista, es la denuncia por prevaricato que pesa en su contra y la de otra camarista, Gloria Silva, por el fallo que ambas firmaron y que permitió que la Jueza Noemí Riera continúe en su cargo, pese a tener 71 años y sin rendir concurso de antecedentes y oposición, como lo estipula la ley al cumplir los 70 años de edad. 

La querella de parte, ya anunció que trabaja junto a la de la secretaría de Derechos Humanos (DDHH) y Género del Gobierno, en una apelación contundente que será presentada luego de que se conozcan los fundamentos de tal absolución. Tanto el fiscal actual de la causa, Martín Bogado, como la abogada de la familia Sonia Valenzuela junto a la querella de la Secretaría de DDHH y de Géneros, habían pedido prisión perpetua.

Giro en la lectura de los elementos probatorios

¿En qué momento dio vuelta la causa que se investigaba como supuesto femicidio, a supuesto suicidio? Quien haya oído los alegatos de las partes durante el juicio, no hubiera imaginado que surgiera una “duda” (que antes nadie había notado como para exponerla en debate), mientras el imputado seguía en prisión preventiva. 

Sin embargo así ocurrió. ¿Por qué esa “duda” o la prueba que la fundamenta, no se ventiló durante el proceso? Dicho en términos más claros, ¿Por qué esa prueba no se incluyó en el debate durante el juicio? Una prueba que sólo la jueza  Fernandez analizó sin que las partes hayan ofrecido en el debate, pese a haber sido presentada por la defensa y quedado en un CD ensobrado en el expediente.  Existen altas expectativas en que, de la lectura de los fundamentos, se pueda dilucidar al menos alguno de todos los interrogantes surgidos.

«Si te vas, me me quito la vida»

Recientemente trascendió un chat entre Carlos Ojeda y Adriana Barreto en el que ella le habría dicho «Si te vas, me me quito la vida». Sobre la base de esas conversaciones que fueron descubiertas después de los alegatos, sin haber sido ventilados en los debates, la jueza Fernández habría fundado las pruebas, aunque tengan más consistencia de indicios, para ofrecerle al imputado el “beneficio de la duda” y con eso dejarlo en libertad. 

¿No sopesaron las pruebas presentadas hasta el momento? La muerte de Adriana, que se produjo por un disparo en el tórax proveniente del arma reglamentaria del acusado, con orificio de entrada en la zona izquierda del pecho, desde arriba hacia abajo. Una técnica no sólo inusual, sino también rarísima para llevar a cabo tal propósito. 

¿Hubo negligencia del agente de policía de dejar su arma en un lugar de libre acceso, fue considerada? 

Tanto en el cuerpo de la víctima como en las manos del imputado se  halló la presencia de pólvora, mediante la técnica del barrido electrónico. Como pruebas que sobresalen, sumadas a los crudo testimonios ventilados en el proceso judicial, que dan cuenta del carácter violento del imputado, entre otras elementos sumados a la causa. 

Pero, la gran carencia aquí, como sucede en buena parte de los fallos judiciales, es la falta de enfoque de género. En esta línea la abogada querellante destacó la importancia de “recordar que los contextos de violencia plantean situaciones de este tipo. Una persona que es víctima, podría manifestarse de esa manera por la misma alienación que provoca el sometimiento del victimario”. 

Es sabido que una persona sumida en el círculo de la violencia,  puede tener expresiones de estas características y no por eso , solamente, una joven de 26 años con proyectos y ningún signo de afección mental, puede tener conductas suicidas.  Para tal lectura, es preciso conocer los procesos que encarna este círculo en el que la violencia contra las mujeres aumenta de forma cíclica o en espiral ascendente, ejercida por sus parejas y que puede terminar en el disparo final, pero que inició con varios tipos de violencias antes. 

Agónica espera, vacaciones para los fundamentos

Mientras esas dudas son analizadas por las abogadas querellantes, la familia de Adriana, desolada por la noticia, no encuentra Justicia, ni respuestas claras y sobre todo a tiempo, por parte de les magistrades judiciales. Y es que la familia de Adriana deberá soportar, en una espera agónica, a que pasen las vacaciones judiciales, para  contar con esa información. Esperan comprender en qué se basó la jueza para argumentar la idea de inocencia de Ojeda. 

Aunque ningún dato podrá dar consuelo a una madre que perdió a su hija en esas condiciones, ¿no ralla el maltrato  institucional, no es por lo menos inhumano anunciar a una familia que ante el beneficio de la “duda” el supuesto femicida de su hija queda en libertad, pero que aún no pueden leerse los fundamentos de esa sentencia, por lo cual luego del receso, el 6 de febrero, se los explicarán? 

“La sentencia no dice que fue sucidio, sino que le otorgan el beneficio de la duda. Ahora yo me pregunto: ¿beneficio de la duda? Cuando todas las pruebas fueron más que suficientes en las manos de la doctora Fernández. ¿Dónde está la perspectiva de género?”, se pregunta Adelaida Montenegro, mamá de Adriana Barreto, quien no tuvo respuestas más que una escueta lectura de la absolución.

“Si algo le sucede a alguna de las personas que atestiguaron en el juicio contra Ojeda, yo la responsabilizo a ella (por la jueza Dolly Fernandez) por haber liberado un asesino. Carlos Ojeda es el femicida de mi hija, y hoy está libre”, sentenció con profundo dolor la mujer. 

A todes quienes esperaban la lectura de la sentencia el 22 de diciembre, sorprendió la absolución, ya que no solo las abogadas querellantes, sino también el fiscal de investigación habían pedido prisión perpetua para Carlos Ojeda, a quien encontraban culpable del femicidio de Adriana, considerando que habían presentado pruebas suficientes para tal requerimiento. Lo cual quedó expresado en los alegatos, incluso del fiscal Bogado.

Por eso Adelaida también fue contundente con el investigador judicial: “Realmente me siento decepcionada con el fiscal Martin Bogado, ya que él dió su palabra de que no había dudas. Me volvieron a matar a mi hija, pero está vez es más doloroso, porque está vez lo hicieron en complicidad con la Justicia, con la doctora Fernández, con el doctor Bogado. ¡Se vendieron! Yo confié en la Justicia y hoy me siento decepcionada de que las personas encargadas de impartirla, no tienen la moral para hacerlo.”, sentenció Adelaida. 

La desprotección, moneda común

“La verdad es que hay muchas mujeres que hoy se sienten amenazadas, porque fueron con miedo, pero con valentía a dar testimonio respecto de cómo es Carlos Ojeada en sus relaciones de pareja”, dijo la abogada querellante, Sonia Valenzuela, al ser consultada sobre la protección de testigos de la causa. 

Según la abogada, nadie que haya declarado en contra de Ojeda tiene alguna medida de protección por parte del sistema judicial. “Estamos alerta ante cualquier tipo de amenazas”, dijo Valenzuela.

En esa misma línea de análisis, la abogada piensa que hay acciones irregulares en el procedimiento. “Cuando una mujer muere de manera violenta hay protocolos y procedimientos, y acá hubo  negligencia, al menos en este fallo. No sé cuáles serán las dudas que la doctora Fernández alude para darle la absolución, ante tantas pruebas que demostraban la situación de culpabilidad de Carlos Ojeda”, interrogó la abogada querellante.

agenda bohemia

El Arbol Amarillo Libreria Infantil

Categoria: feminismo, Género, Judiciales, Violencia de Género, Violencia Intitucional | Tags: , , , , | Comentarios: 0

Sé el primero en escribir un comentario.

Deja un comentario



Apoyá a la Revista


Si llegaste hasta acá es porque te interesa nuestra mirada hacia la sociedad y la manera comprometida con la que hacemos periodismo. Somos un medio autogestionado, alternativo, enfocado en temáticas de género y derechos humanos. Vivimos tiempos complejos y solo podemos seguir creciendo con tu aporte voluntario.



revista bohemia donaciones

DONAR
$500



revista bohemia donaciones

DONAR
$1.000



revista bohemia donaciones

DONAR
$2.000




Te sugerimos estos montos, pero si querés ayudarnos con otro importe, podés hacerlo en este CBU 3110016611001019972012 / Alias: ProyectoBohemia. Si tenés alguna duda, escribinos al correo bohemia.prensa@gmail.com



Últimas Notas


¿Justicia selectiva o excusa para la misoginia?
Género

¿Dónde estaba el Estado mientras Lucio Dupuy era abusado? ¿Dónde está, mientras siguen los abusos en las infancias en un 80% dentro de los hogares? Escribe Cecilia Solá.

VER MÁS




«No es revanchismo ni venganza, es justicia»
Derechos humanos, Justicia

Siguiendo los pasos de Napalpí, se busca establecer responsabilidades estatales y civiles por la matanza de 1500 trabajadores y peones en la Patagonia entre 1920 y 1922.

VER MÁS




Bizarrap. Todo lo que toca supera el millón
Audiovisual

Ensayaba beats de películas de acción y dio su gran salto: de productor musical a artista. Trabajaba en Warner, renunció, creó los hits más viralizados del 2020

VER MÁS




A dos años de la ley de IVE/ILE: La situación de Chaco y Corrientes
Compromiso social, Derechos, feminismo, Género, Políticas Públicas/ Cultura, Sociedad

La perspectiva nacional y regional de las problemáticas que impiden la aplicación de la ley de aborto.

VER MÁS




Conocido empresario de Resistencia imputado por abuso sexual agravado
abuso sexual, Abuso sexual en la Infancia, Abuso Sexual Infantil, Derechos de la Niñez, Derechos humanos, Género, Judiciales, Justicia

Mauro Esteban Frugoni Zavala, el empresario acusado de abusar a una niña de 3 años de edad, debe prestar declaración de imputado por el delito de abuso sexual agravado...

VER MÁS




La Violencia digital y su impacto en la libertad de expresión
Género, salud/derechos, Tecnología, Violencia de Género

Recientemente fue publicado el ‘Violencia de género en línea hacia mujeres con voz pública. Impacto en la libertad de expresión’, un informe preliminar que resume un estudio cualitativo de...

VER MÁS