4 veces en las que una mujer fue estereotipada por los medios televisivos

Por el


Es una realidad implícita en la televisión. Algo que sabemos con claridad, pero que hemos normalizado por verlo repetido hasta el cansancio. No es ninguna sorpresa que en los medios de comunicación conviven un sin fin de estereotipos que perpetúan la discriminación por motivos de género.

Tanto periodistas como mujeres de otros ámbitos son objeto de extrema sexualización, denigración y disminución de sus personas a simples objetos que acompañan a un igualmente estereotipado hombre sis, heterosexual. Es por este motivo que este mes (septiembre) se conmemoró el Día Latinoamericano de la Imagen de las Mujeres en los Medios de Comunicación, decretado durante el 5° Encuentro Feminista Latinoamericano y del Caribe, en el años 1990. 

El objetivo de esta fecha es concientizar sobre esta problemática para proyectar en los medios de comunicación periodísticos y publicitarios una imagen de la mujer libre de estereotipos y discriminaciones. Con esta medida se intenta reafirmar la diversidad cultural, étnica, social y económica de las mujeres, o por lo menos intentar cambiar esta situación. Ya que como sabemos, en la televisión todavía podemos ver situaciones repudiables que nos hace preguntarnos: “¿Es posible que siga ocurriendo esto hoy en día?”.

Es por ello que desde Proyecto Bohemia recordamos sólo algunos de los millones de episodios en los que una mujer fue cosificada, discriminada e incluso violentada por los estereotipos de género:

1-El programa televisivo Showmatch: más de una década de misoginia.

Visualicemos una situación. Estás en un escenario demostrando tus destrezas en baile, pero al público y al jurado poco parece importarle, porque sólo se interesan por el tamaño de tu falda, porque aparentemente no es lo suficientemente reveladora. Entonces a los directivos del programa les surge una “brillante” idea: “¿qué tal si les cortamos la pollera?”

Esto es lo que sucedía todas las noches del programa televisivo Showmatch hace más de una década atrás, donde Marcelo Tinelli se la pasaba persiguiendo a las concursantes y bailarinas con una tijera para cortar sus faldas. Una práctica considerada humorística, que llegó a instalarse como tradición en el concurso.

Si bien Tinelli se mostró arrepentido de esos actos hace cuatro años en una entrevista para el espacio radial Basta de Todo, es más que claro que hasta su última edición, el programa continuó repitiendo estereotipos de género, sexualizando a sus concursantes sin disimulo. 

Sobre el tema, la periodista Juana Galarraga comentó en 2016: “la violencia naturalizada, hecha chiste y show, ha encontrado en el programa de Tinelli su expresión más cristalizada. El «Cuervo» no tiene límite alguno. En su trayectoria se construyó como uno de los generadores de contenidos para la televisión más misóginos, pasó de cortar polleras arrodillado a los pies de las bailarinas, a integrar como parte de su show la restricción perimetral que pesa sobre Federico Bal.”

2-Las publicidades de Axe:  Estereotipos por partida doble

Rondando los años 2012 y 2013, la marca de productos de higiene masculina era conocida por jactarse de lograr con sus fragancias que cualquier hombre se transforme instantáneamente en objeto de deseo de cualquier mujer. Mejor dicho, cualquier mujer que sea hegemónicamente bella para la época: joven, de tez clara  y delgada.

Es por ello que todas sus publicidades caracterizaban situaciones similares. Por un lado, una persona que no utilizaba los productos era rechazada por las mujeres, mientras que por el otro un “hombre” que si usaba la marca, y quien automáticamente se convertía en una persona atractiva e irresistible para un montón de mujeres.

Este tipo de publicidades, no sólo plantean una imagen extremadamente sexualizada de la mujer, que pasaban a ser exclusivamente objetos de deseo de los protagonistas, sino que también fomentaban la masculinidad tóxica. Ya que al hacer una diferenciación entre el hombre común y el “hombre Axe”, profundizaban estereotipos de género en donde lo suave, bueno y sensible era incorrecto para un hombre y por lo tanto lo convertía en una persona fracasada.

Si te interesa saber más sobre el tema te recomendamos un video de Ale Marín, quien analizó todas las publicidades de Axe desde sus comienzos hasta la actualidad, demostrando que a pesar de que la marca haya intentado cambiar su enfoque, todavía sigue reproduciendo estereotipos de género.

3-La entrevista de una periodista a José Alperovich: mansplaining y burla

No es necesario ir tan atrás en el tiempo para encontrar momentos de misoginia y faltas de respeto en la televisión Argentina. En abril del 2019, quien en su momento era el senador por la provincia de Tucumán, José Alperovich, estaba brindando una entrevista al noticiero matutino La Gaceta durante sus intentos de volver a la gobernación cuando protagonizó un momento de puro machismo.

Y es que durante toda la charla que mantuvo con les periodistas Carolina Servetto e Indalecio Sánchez, fue realmente prepotente y agresivo con Servetto, quien fue incomodada por la situación de violencia por motivos de género. Durante la entrevista se puede ver como Alperovich reiteradamente interrumpió a la periodista con comentarios machistas y denigrantes: especulando sobre su físico, y diciéndole cosas como “no te sale estar enojada” cada vez que Servetto intentaba entablar la conversación o “me hacés acordar a mi esposa”.

Cabe destacar que semanas después del episodio, el tucumano fue denunciado por violentar física y psicológica a su sobrina.

4-Los comentarios de Alberto Cormillot: gordofobia y machismo disfrazados de consejos para la salud.

Trayendo ejemplos todavía más cercanos tenemos el caso del médico especializado en nutrición y obesidad, Alberto Cormillot. El hombre de 83 años, durante una entrevista televisiva acerca de las consecuencias de la educación alimentaria en la vida aseguró que “bajar de peso impacta en la relación con el cuerpo y la reacción con los demás”.

En este sentido, continuó expresando que “si sos una chica que pesa 120 0 130 kilos, muy posiblemente tus amigos si te ponen la mano encima en la oficina lo hacen como buenos compañeros. Si vos bajás 30 o 40 kilos, ya dejan de ponerte la mano encima como un buen compañero y lo hacen con otra intención. Eso puede parecer discriminación pero no es así”.

En este sentido, continuó expresando que “si sos una chica que pesa 120 0 130 kilos, muy posiblemente tus amigos si te ponen la mano encima en la oficina lo hacen como buenos compañeros. Si vos bajás 30 o 40 kilos, ya dejan de ponerte la mano encima como un buen compañero y lo hacen con otra intención. Eso puede parecer discriminación pero no es así”.

No sorprende encontrar en otras entrevistas al doctor comentarios similares, donde potencia la gordofobia, los estereotipos machistas y la discriminación. En esta ocasión con el agregado de naturalizar el acoso laboral. Como si fuese que no puede haber una relación profesional de trabajo entre compañeres, que las mujeres en las oficinas sólo están para ser objetos de deseo o que tenemos que ser delgadas para ser deseadas.

Tantos estereotipos en una sola frase, y aún así no son nada en comparación con lo que vemos todos los días en la televisión. Todos estos momentos televisivos instalan y profundizan estereotipos de género que perjudican la forma en la que nos desenvolvemos social y laboralmente.

Es necesario mantener en la memoria colectiva estos momentos aberrantes, para evitar que continúen sucediendo. Para cambiar la proyección de los medios periodísticos y publicitarios, y para promover una imagen de la mujer libre de estereotipos y discriminaciones.

Categoria: Sin categoría, Violencia de Género | Tags: , , , , | Comentarios: 0

Sé el primero en escribir un comentario.

Deja un comentario



Apoyá a la Revista


Si llegaste hasta acá es porque te interesa nuestra mirada hacia la sociedad y la manera comprometida con la que hacemos periodismo. Somos un medio autogestionado, alternativo, enfocado en temáticas de género y derechos humanos. Vivimos tiempos complejos y solo podemos seguir creciendo con tu aporte voluntario.



revista bohemia donaciones

DONAR
$500



revista bohemia donaciones

DONAR
$1.000



revista bohemia donaciones

DONAR
$2.000




Te sugerimos estos montos, pero si querés ayudarnos con otro importe, podés hacerlo en este CBU 3110016611001019972012 / Alias: ProyectoBohemia. Si tenés alguna duda, escribinos al correo bohemia.prensa@gmail.com



Últimas Notas


Manual de etiqueta para redes sociales: los sí y los no de WhatsApp
Sin categoría

Las redes nos están cambiando, torturando, agobiando. Con reglas claras, whatsupp puede ser menos invasivo.

VER MÁS




TEJEDORA WICHI DE ARGENTINA LLEGA A LA BIENAL DE VENECIA
Sin categoría

Claudia Alarcón y el colectivo ‘Silät’ expondrán nueve paños tejidos que cuentan algunos de los mitos de su pueblo y desafían la construcción occidental del arte

VER MÁS




El ex-Ministerio de Mujeres será una subsecretaría 
Género, Políticas Públicas, Sin categoría

Dependerá de Capital Humano. Qué se sabe sobre la continuidad de sus políticas y de las personas que trabajan allí. Qué suerte correrán quienes accedieron a su primer empleo...

VER MÁS




Jarumi Nishishinya: “Es una tortura que este proceso se alargue”
Abuso sexual en la Infancia

La artista, a los 42 años pudo denunciar el abuso sufrido en su niñez. Entonces había hablado, pero su familia no hizo nada. Hace dos años espera el juicio.

VER MÁS




Se recibió Sandra Toribio, la primera médica argentina de la etnia Wichí, egresada de una universidad pública
Políticas Públicas, Pueblos indígenas

s oriunda de Ingeniero Juárez, Formosa. Nació en el seno de una comunidad Wichí. Ama la medicina y la investigación, y en ese amor, incluye su deseo de volver...

VER MÁS




Condenan a un técnico por instalar programas espías en computadoras de sus clientas
Violencia de genero digital

Seis jóvenes tucumanas llevaron a juicio a un experto en informática por violar su intimidad a través de la instalación de programas en sus dispositivos.

VER MÁS