Teletrabajo, ART y el derecho de los trabajadores

Por el

Follow Proyecto Bohemia on WordPress.com



Por Sergio Soucasse*

Es sumamente necesario conocer los lineamientos normativos principales en esta nueva forma de trabajo que ha venido a instalarse en el nuevo orden mundial.

En efecto, esta pandemia mundial por el Coronavirus ha venido a modificar todos los status de relación, obligando a todas las sociedades a un confinamiento y aislamiento como modo único de paliar las consecuencias desastrosas de este flagelo. 

Primariamente, como método de protección de la salud y de la vida de todos los habitantes y, con ello, el cambio de hábitos en las relaciones. En el caso del derecho laboral, por incidencia directa e irremediable y la consecuente incursión del Teletrabajo (Home Office) como forma impuesta ahora ya como una prestación normal, habitual y permanente.

Resulta así que hoy tenemos en el mundo más de 300 millones de teletrabajadores. Modalidad que en sí ya existía, pero que el Covid-19 vino a imponerla casi sin pedir permiso, y de allí poder detenernos en puntualizar el ordenamiento normativo y los aspectos positivos y negativos de esta modalidad virtual de trabajo.

EL teletrabajo y las ART

El teletrabajo está regulado por la Resolución SRT 1552/12, la cual establece una serie de previsiones que debe tener y resguardar la patronal y controlar a la Aseguradora de Riesgos de Trabajo (ART), en el lugar de trabajo, es decir en el espacio físico del hogar en el cual se va a prestar tareas el trabajador o trabajadora. Así en su artículo 3º refiere que deberán tener: Una (1) silla ergonómica, Un (1) extintor portátil contra incendio (matafuego de 1 kg. a base de HCFC 123), Un (1) botiquín de primeros auxilios, Un (1) almohadilla para ratón (“pad mouse”), Un (1) Manual de Buenas Prácticas de Salud y Seguridad en Teletrabajo.

Ahora bien, resulta que, a raíz del flagelo del Covid-19, la SRT dictó la Resolución 21/20 (16/03/20), por la cual, como necesaria imposición de esta nueva modalidad de trabajo, para los empleadores que adapten a sus trabajadores a la prestación virtual del Home Office; quedarán exentos de prever y proveer los elementos de protección y resguardo previstos por la norma precedente.

Es decir que tenemos dos tipos de ordenamientos normativos aplicables a los trabajadores de modalidad virtual. Los que estaban ya laborando bajo esta forma de teletrabajo, y aquellos que, luego del coronovirus obligaron a la patronal a la readaptación laboral, ante el inevitable cambio estructural del nuevo orden mundial. 

No obstante, y a modo de llevar tranquilidad a todos los trabajadores y trabajadoras, el ordenamiento previsto en la Ley de Riesgos del Trabajo, en la Ley de Contrato de Trabajo y en todas las normas superiores, como la Constitución Nacional, Tratados Internaciones de igual rango o supra legal concurren en protección directa de sus derechos irrenunciables e inalienables. 

Accidentes de trabajo y enfermedades típicas del teletrabajo

Es requisito insustituible del Home Office formalizar la denuncia a la ART de esta nueva modalidad laboral del trabajador (lugar de trabajo, días y carga horaria). En principio está a cargo del empleador, como obligación legal impuesta a su cargo; sin embargo, es bueno saber que, para el caso de que así no lo hubiera hecho, puede el propio trabajador, el sindicato o un tercero notificar a la ART la prestación laboral virtual. 

Ahora bien, desempeñando la prestación laboral virtual, el trabajador o trabajadora estarán cubiertos ante la eventualidad de un accidente laboral; entre los más frecuentes, caída de escaleras, descargas de electricidad, caídas de las sillas o sillones, torceduras o quebraduras con objetos o los cajones del escritorio, etc. 

De las enfermedades profesionales, las más típicas o frecuentes son: Síndrome del Metacarpiano (enfermedad del mouse); Hipoacusias, básicamente para los que trabajan con auriculares (modalidad Call Center); Disminución o Pérdida de la visión (por las PC, celulares o falta o deficiente iluminación); Lesiones Lumbo Sacras (hernias) y ahora el Covid-19; y a todo ello se suma, las Lesiones Incapacitantes Psíquicas, como consecuencia casi irremediable de esta modalidad de Home Office (sobrecarga horaria, falta de disposición o manejo de los tiempos, hiper conexión, necesidad de coordinar las tareas domésticas con el teletrabajo, uso de recursos propios, sobre carga de las redes y con ello dificultades de conexión y de la prestación laboral, desatención o descuido personal, abuso de alimentos y un problema grave de la actualidad, los conflictos en el entorno familiar, incrementado en forma exponencial con el aislamiento del Covid-19). 

Cobertura de las ART

Como conclusión, resulta saludable a saber de los trabajadores y trabajadoras que en toda situación o contingencia, no obstante esta nueva modalidad de trabajo virtual o Home Office, gozarán de la cobertura de la ART, como si su labor la realizar en el propio lugar habitual de trabajo. 

Y que, si la ART no cubriera o brindara las prestaciones médicas o dinerarias de ley, serán pasibles de las acciones urgentes judiciales para tales supuestos protege y tutela nuestra justicia laboral. Siendo siempre además, consultar a un profesional especialista en la materia, para un mayor resguardo y salvaguarda de los derechos. 

*Magíster en Derecho Laboral, especialista en Riesgos del Trabajo, ex director del Instituto de Derecho Laboral del Colegio de Abogados de Resistencia, Secretario NEA de la FOFETRA.


Si llegaste hasta acá es porque te interesa nuestra mirada hacia la sociedad y la manera comprometida con la que hacemos periodismo. Somos un medio autogestionado, alternativo, enfocado en temáticas de género y derechos humanos. Vivimos tiempos complejos y solo podemos seguir creciendo con tu aporte voluntario.


Te sugerimos estos montos, pero si querés ayudarnos con otro importe, podés hacerlo en este CBU 3110030211001234460051. Si tenés alguna duda, escribinos al correo bohemia.prensa@gmail.com


Categoria: Derecho Laboral | Tags: , , , | Comentarios: 0

Sé el primero en escribir un comentario.

Deja un comentario