Violencias Post Divorcio: La cara olvidada de la violencia machista

Por el


Por Cecilia Solá*

Según una encuesta realizada entre mujeres de América Latina, solo un magro 11% logra vivir sin violencias el tiempo posterior a la separación.
La violencia post divorcio no es un tema demasiado visibilizado. La mayoría de los estudios sobre violencia de género en la convivencia/ matrimonio se centran en las causas que llevaron a la sobreviviente a separarse.
Sin embargo, en la mayoría de los casos, la violencia no cesa y el violento encuentra nuevos modos de ejercer poder.
La violencia económica post divorcio es, generalmente, la primera, pero no es la única que el ex ejerce sobre la mujer.
Desde demorar, reducir e incumplir el arreglo alimentario, hasta continuar el control a través de exigencias sobre como cuánto y en qué gastar el dinero, con acusaciones tales cómo gastarsela en ella «y yo te la doy para los chicos», amenazando con dejar de pagar el arreglo como forma de opresión.
La existencia de hijes en común resulta, mayoritariamente, en herramienta de control y manipulación contra la mujer. Sumado a la violencia económica, el violento puede aplicar otras violencias sobre las niñeces, como forma de castigar a la madre.
Violencia verbal y psicológica, hablándoles mal a les niñes de la madre, acusándola de ser la responsable de la separación, tildándola de loca, exagerada, mentirosa y, claro, resentida.
Esa violencia verbal y emocional también se pone de manifiesto a través de retos, gritos y maltratos hacia les hijes, acusándolos de «ser iguales a la madre» , con connotaciones negativas, y como forma de crítica.
Son estos mismos violentos que envían mensajes agresivos, culpabilizando a la madre de su propia incapacidad de conexión con sus hijas, hijas e hijes, quienes revisan las redes buscando indicios de que ella no vive encerrada, en ejercicio permanente de una maternidad sacrificada, para acusarla de mala madre, puta o irresponsable, y amenazar con «sacarle a los chicos» .
El divorcio es la primera patada al tablero, la decisión de abrir la jaula, de arrancar la careta y ponerle marco institucional al basta que vinimos gestando.
La reacción busca disciplinar, acallar, recordar quien manda, si es necesario a través de los y las hijas, y poner en claro que conviviendo o no, siguen siendo los dueños, los jefes de una familia que jamás entendieron.

¡Sos igual a tu madre! Sos igual a tu madre, dice el violento, dientes apretados y uñas rabiosas clavadas en las palmas. Sos igual a tu madre, dice, y no es un halago.
Es crítica, y amenaza y manipulación.
Sos igual a tu madre, que es la forma de decirle loca de mierda. Sos igual a tu madre, dice, pero no agrega lo que de verdad piensa: sos igual a la que me dijo basta, igual a la que me pateó el tablero y rompió el mandato del silencio, la obediencia y los dolores maquillados.
Sos igual a tu madre, y como no le puedo gritar a ella, te grito a vos, que sos más hija de ella, que mía, y yo lo sé. Sos igual a tu madre, y por eso voy a dejar que pases necesidades para vengarme de ella y su re encontrada libertad. Sos igual a tu madre, dice el violento.
Y no sabe, pobre imbécil, que sí.
Y que esa es su derrota.

*Escritora. Profesora.

Categoria: Género | Tags: , | Comentarios: 1

Comentarios

Un comentario en “Violencias Post Divorcio: La cara olvidada de la violencia machista

  1. Brava!!! Le agregaría el control x medio de las visitas a les hijes, no aparecer, aparecer demorado, pretender manejar días y horarios a su propio antojo, manejando la vida de madre e hijes, perpetuando una eterna espera y condicionamiento. Con todo lo que eso implica. También la violencia ejercida hacia la madre en presencia de les hijes en los momentos que los retira o deja. Quedarse con absolutamente todas las pertenencias de les hijes en cada visita, quedarse con la carpeta de arte, el instrumento de música, la campera, cambiarles su ropa y reintegrarlos con ropa que les queda chica y es vieja ya.. estas cosas son lo más común del mundo y hasta están súper naturalizadas en la mayoría de las mujeres y el resto de la sociedad “bueno, déjalo, es q no sabe”… No Mabel, no es que no sabe, es q es un violento!!!

Deja un comentario



Apoyá a la Revista


Si llegaste hasta acá es porque te interesa nuestra mirada hacia la sociedad y la manera comprometida con la que hacemos periodismo. Somos un medio autogestionado, alternativo, enfocado en temáticas de género y derechos humanos. Vivimos tiempos complejos y solo podemos seguir creciendo con tu aporte voluntario.



revista bohemia donaciones

DONAR
$500



revista bohemia donaciones

DONAR
$1.000



revista bohemia donaciones

DONAR
$2.000




Te sugerimos estos montos, pero si querés ayudarnos con otro importe, podés hacerlo en este CBU 3110016611001019972012 / Alias: ProyectoBohemia. Si tenés alguna duda, escribinos al correo bohemia.prensa@gmail.com



Últimas Notas


Manual de etiqueta para redes sociales: los sí y los no de WhatsApp
Sin categoría

Las redes nos están cambiando, torturando, agobiando. Con reglas claras, whatsupp puede ser menos invasivo.

VER MÁS




TEJEDORA WICHI DE ARGENTINA LLEGA A LA BIENAL DE VENECIA
Sin categoría

Claudia Alarcón y el colectivo ‘Silät’ expondrán nueve paños tejidos que cuentan algunos de los mitos de su pueblo y desafían la construcción occidental del arte

VER MÁS




El ex-Ministerio de Mujeres será una subsecretaría 
Género, Políticas Públicas, Sin categoría

Dependerá de Capital Humano. Qué se sabe sobre la continuidad de sus políticas y de las personas que trabajan allí. Qué suerte correrán quienes accedieron a su primer empleo...

VER MÁS




Jarumi Nishishinya: “Es una tortura que este proceso se alargue”
Abuso sexual en la Infancia

La artista, a los 42 años pudo denunciar el abuso sufrido en su niñez. Entonces había hablado, pero su familia no hizo nada. Hace dos años espera el juicio.

VER MÁS




Se recibió Sandra Toribio, la primera médica argentina de la etnia Wichí, egresada de una universidad pública
Políticas Públicas, Pueblos indígenas

s oriunda de Ingeniero Juárez, Formosa. Nació en el seno de una comunidad Wichí. Ama la medicina y la investigación, y en ese amor, incluye su deseo de volver...

VER MÁS




Condenan a un técnico por instalar programas espías en computadoras de sus clientas
Violencia de genero digital

Seis jóvenes tucumanas llevaron a juicio a un experto en informática por violar su intimidad a través de la instalación de programas en sus dispositivos.

VER MÁS