Otra vez tres mujeres víctimas ¿Femicidio o tragedia?

Por el

Follow Proyecto Bohemia on WordPress.com



Después de la horrenda muerte de Concepción Sosa y sus hijas de un año y medio y de ocho años, el pasado lunes 7 de octubre en el incendio de la precaria vivienda levantada en el asentamiento Mate Cocido, este miércoles declaró la pareja y padre de familia, Ramón Torres, quien está detenido desde el momento del hecho. La Justicia notificó la carátula como  “supuesto homicidio culposo agravado” argumentando que Torres, “dejó cerrada la vivienda con candado del lado afuera, lo que impidió que puedan salir del lugar”, según indicó un comunicado suministrado a los medios por la Fiscalía Número 3, con Rosana Soto como fiscal en turno. 

La Justicia notificó la carátula como  “supuesto homicidio culposo agravado” argumentando que Torres, “dejó cerrada la vivienda con candado del lado afuera, lo que impidió que puedan salir del lugar”

Tras una investigación con perspectiva de género

La calificación de “homicidio culposo” supone que no hubo intención de matarlas por parte del responsable de haberlas dejado cautivas. Sin embargo la investigación, ahora a cargo de la Fiscalía Especial de Género, con Daniela Meiriño, deberá investigar la causa del incendio y si hubo o no intención de matarlas. Además habrá de asimilar el caso en contexto de violencia de género y violencia familiar, valorar si el hombre tenía actitud de desprecio hacia el género femenino o una visión superior por ser hombre y si ha tomado esta acción desvalorizando esa condición de las mujeres. Con estos y otros elementos, se podría construir el tipo penal de femicidio. Y sobre esta y otras hipótesis podría trabajar la Fiscalía.

Hay indicios claros de la existencia de violencia en la familia. Justo antes de desvincularse de la causa, Soto, la fiscal en turno que al principio intervino en el caso, adelantó a diario Norte que “son varias las hipótesis que manejamos, donde hemos tomado declaración a vecinos que aseguran haber oído gritos en otras ocasiones, y estamos tratando de establecer si antes del hecho, oyeron algo”.   

Si bien no existe una denuncia previa formal de la víctima, sobre violencia de género, sí es cierto que hubo intervención de la Línea 102 de violencia contra la niñez. Mariel Soler de la Dirección de la Mujer dependiente de la Secretaría de Desarrollo Social de la provincia, confirmó a Revista Bohemia que “tuvimos una demanda puntual que ingresó por la Línea 102 que venía trabajando con los niños y la familia por violencia. El equipo es quien detecta indicadores de violencia a los que era sometida la señora e inmediatamente da intervención a la Línea 137. Ante esta situación se aloja a la mujer y sus hijos en el hogar, aunque solo permanece un día y al siguiente decide irse por su propia voluntad. El Hogar no es un lugar de retención”, explica desolada, la Directora, que asume la condición de sometimiento y manipulación que imposibilitaba que Concepción haya realizado acusación alguna contra su concubino. Esta es una característica de muchas víctimas que no están en condiciones de denunciar, salvo con un tratamiento psicológico y mucha contención.

Sin embargo y pese a la no existencia de la denuncia formal, pero ante los indicios detectados, el equipo comienza a hacer el seguimiento de la situación entendiendo que no podían desprotegerla “ahí advierten que se habían cambiado de domicilio, comienzan a rastrear a la familia y por el contacto con los vecinos saben que la familia se había cambiado a otro asentamiento y ahí se pierde el rastro. Evidentemente creemos que estos cambios, movimientos que la familia hacía permanentemente (son oriundos de la provincia de Formosa) es la manera que llevaba a la práctica el hombre para tenerla aislada y  mantenerla cautiva”. Una de las características de la persona violenta y manipuladora es separar a su víctima de la familia y de los amigos con el fin de que nadie advierta su opresión y mucho menos intente ayudarla. 

“creemos que estos cambios, movimientos que la familia hacía permanentemente (son oriundos de la provincia de Formosa) es la manera que llevaba a la práctica el hombre para tenerla aislada y  mantenerla cautiva”

“El hombre sabía que los organismos estaban siguiendo el caso y se ocupó de que se pierda el rastro. La manera en que procedía buscaba despistar al equipo, justamente para evitar la intervención”.

Uno de los datos más tenebrosos fue el candado puesto del lado de afuera que impidió que tanto la mujer como las niñas puedan salir de la casa en llamas. De hecho los propios vecinos no salían del asombro de la actitud del padre de familia al llegar al lugar “abrió el candado como si nada, como si fuera algo normal para él dejarlas encerradas, algo habitual”, expresaron. Del contacto con algunos vecinos se pudo saber también, que no hace mucho tiempo que la familia residía en el asentamiento y que se solían escuchar peleas y llantos en el lugar. 

Uno de los datos más tenebrosos fue el candado puesto del lado de afuera que impidió que tanto la mujer como las niñas puedan salir de la casa en llamas. De hecho los propios vecinos no salían del asombro de la actitud del padre de familia al llegar al lugar “abrió el candado como si nada, como si fuera algo normal para él dejarlas encerradas, algo habitual”

La Fiscalía especializada en Género sigue varias hipótesis, también tomaron datos de los vecinos y según publicó Norte “la fiscal Daniela Meiriño dijo que Torres declaró y de acuerdo a los elementos probatorios colectados hasta la fecha, incluido testimonios en cámara Gesell, la imputación formulada hoy fue por el delito de homicidio culposo agravado por tratarse de más de una víctima fatal. Torres aún permanece detenido. Hay que aclarar que es una imputación provisoria, que restan por producirse elementos de prueba que son necesarios para la investigación de la causa”, aclaró la fiscal.

“La tibieza ayuda a invisibilizar”

Ante un debate interesante que se dió en el periodismo local por algunas posturas en medios que indicaron el hecho como un “triple femicidio” y otras antagónicas que plantearon el caso como un “tragedia”, la referente de Ni Una Menos Resistencia, Magdalena Corvalán, fue consultada por el programa La Tarde Portátil de Radio Libertad sobre el tratamiento mediático de este caso.  “Tenemos información de primera mano porque como organización venimos haciendo un trabajo de campo en los barrios de la zona. Cuando recibimos esta noticia lo primero que pensamos fue que había algo raro”, contó la referente de NUM. “Si bien sabemos que hay ciertas garantías de presunción que deben ser respetadas, leer algunos medios que hablaran de ‘tragedia’ o ‘trágico incendio’ es por lo menos poco. ¿Por qué tenemos miedo a llamar a las cosas por su nombre? Cuando ya hubo antecedentes de violencia, titular con denominaciones vagas o tibias.  Si bien es cierto que un medio no puede emitir un veredicto antes de tener elementos luego de la investigación, la falta de compromiso con una temática los lleva a mencionar estos casos con tibieza y así sólo contribuyen a invisibilizarlos. Nosotras somos respetuosas de la Justicia, lo que no quiere decir que si vemos una investigación sin perspectiva de género, nos vamos a quedar de brazos cruzados”. 

La postura política de un medio de comunicación es tan vital como la perspectiva de género en estos casos. Donde el compromiso social debe primar por sobre los intereses de los medios e incluso lo personales.

“¿No quieren emitir un veredicto?, ok. Ahora tampoco expresen con tanta seguridad que fue una “tragedia”. Me parece que hay una responsabilidad muy grande como medio de comunicación -indica Corvalán y propone-  ya es momento de discutir estas cosas, también en el periodismo”.

“Los vecinos contaron que el tipo apareció y dijo: sí es verdad, yo las dejo encerradas, pero es un acuerdo que tenemos. Y sacó el manojo de llaves del bolsillo”, cuenta indignada la luchadora por los derechos de la mujeres e identidades femeninas y agrega con contundencia “no necesitas estudiarte todo el código penal para advertir indicios de violencia, el territorio también te forma”. 

“Los vecinos contaron que el tipo apareció y dijo: sí es verdad, yo las dejo encerradas, pero es un acuerdo que tenemos. Y sacó el manojo de llaves del bolsillo”


Categoria: Género | Tags: , , | Comentarios: 0

Sé el primero en escribir un comentario.

Deja un comentario