She Taxi: una app para volver a casa y no morir en el intento

Por el

Follow Proyecto Bohemia on WordPress.com



Por Gabriela Pellegrini*

Son alrededor de las 5 de la mañana y un grupo de chicas se juntan para volver a casa después de una noche de sábado en Resistencia. Tienen teléfonos de taxistas “de confianza”. Pero el remisero no responde. No hay muchas opciones: usar la SUBE, volviendo en grupo. Pero bajan en paradas diferentes, algunas deben tomar otro cole. O, en el mejor de los casos acordaron con su familia que se quedarán a dormir en lo de una amiga, para poder regresar juntas. 

La vida de las mujeres, adolescentes o jóvenes aún peor, debe estar bien organizada para evitar “peligros” o temores permanentes tras el objetivo de llegar sanas y salvas a casa.

Aunque parezca una exageración, todos sabemos que no lo es. Hace unos días encontraron a Lorena en las aguas del río Paraná, había salido a comprar algo en el barrio en el que vivía a las ocho de la noche. Situaciones similares se repiten en cualquier ciudad de cualquier provincia del país. Las mujeres no podemos andar solas a cierta hora o en determinados lugares porque el riesgo es alto: podemos no volver a casa.

Hace unos meses estuve en Rosario, una de mis ciudades favoritas en Argentina. Con una vida nocturna encantadora. Con muchas opciones de distracción y ambientes culturales que invitan a recorrerlos y deleitarse. La excusa para visitarla fue un foro de periodismo digital -muy buen nivel de exposiciones-  que se realizó en la Facultad de Arquitectura, a la que todos conocen como “la Siberia”. Es un lugar alejado de la zona céntrica, grande, pero oscura y peligrosa; y a nosotras nos tocaron días bien fríos, que emparentaron aún más al lugar con esa zona de Rusia.

Fuimos cinco mujeres de Chaco, y aunque ya todas somos adultas, pudimos sentir la vulnerabilidad de no contar con un vehículo propio y depender del transporte público en una zona hostil. Pudimos sentir el mismo miedo que las chicas que deben agruparse al volver a casa. Pero una linda sorpresa nos cambió la estadía en Rosario: She Taxi, una app que bajamos a nuestros celulares y fue garantía de movernos con tranquilidad a cualquier hora, aún en zonas como “la Siberia”.

She Taxi, la app que conecta usuarias con choferas

La aplicación nació en diciembre de 2016 en la ciudad que “siempre estuvo cerca”, y hasta el rosarino Fito Páez sabe de lo saludable de esta herramienta para las mujeres. Sirve para llamar un móvil conducido por una mujer. El pico de uso es a la noche y de madrugada.

María Eva Juncos es la taxista que creó la aplicación de celular para pedir el servicio con una mujer al volante, que empezó con dos conductoras en Rosario y a dos años del lanzamiento tuvo un crecimiento de viajes de más del 200 por ciento, según el diario El Ciudadano.  En la actualidad, el servicio tiene 192 conductoras (121 activas), 31 mil usuarias y usuarios que la descargaron y un promedio de 250 viajes por día.

Si bien la plataforma rosarina es inédita en la Argentina, busca instalarse en otras ciudades del país. Hasta el momento se ha sumado Santa Fe con una gran demanda también. Hubo un intento en Córdoba y Mendoza, donde por falta de conductoras tuvo que dejar de operar.

El 85 por ciento de quienes usan la app son mujeres y la mayoría tiene entre 15 y 40 años. La demanda de conductoras supera la oferta. Para atender la cantidad de viajes sumaron a la aplicación a las remiseras habilitadas en Rosario, una de las novedades de las últimas semanas.

“La aplicación nace de un descontento de las pasajeras. Con el crecimiento de las aplicaciones empecé a averiguar cómo se podía desarrollar una que sirviera para pedir taxi con conductoras mujeres como una forma de resolver el problema. Para las taxistas también fue una solución porque tenemos mucho trabajo. Las madres de las adolescentes están agradecidas porque se quedan tranquilas cuando salen sus hijas”, explicó la creadora de la app al diario de la ciudad. Ella entiende que She Taxi servirá hasta que cualquier mujer pueda tomar un móvil en la calle en cualquier lado sin pasar por un mal momento y tener miedo.

María Eva tiene 45 años y es taxista desde hace una década. Manejando en las calles de Rosario, su ciudad natal, escuchó un abanico de comentarios que lograron llevarla al hartazgo. Desde “Qué bueno una mujer taxista tan linda” hasta “Te invito a subir a mi departamento”, sin obviar la pregunta: “¿Soltera?”. Fueron las conversaciones que mantuvo con las pasajeras las que la motivaron a decir: «Basta». Y crear  She Taxi.

Juncos es de las taxistas a las que le gusta conversar con el pasajero: el tiempo, el tráfico, la vida; lo que dé. En esas charlas fue descubriendo cuán vulnerables suelen sentirse las mujeres cuando viajan en un taxi conducido por un hombre. Es que siempre, según aseguró al portal Redacción, les ha tocado escuchar comentarios, preguntas o piropos incómodos y, en algunos casos, también vivir situaciones más graves, de abuso. “Supe cómo un taxista le trabó las puertas del auto a una clienta; de chicas que por miedo se tiraron del vehículo andando; y de cómo se organizan los grupos de amigas con determinados códigos para avisarse si pasa algo. Eso más las noticias tremendas que salen en la tele”.

Aunque parezca mentira entre las mujeres, sobre todo las que tienen que volver solas a casa, pretender salir de noche genera muchos temores. Y esta app significa una verdadera herramienta de seguridad. Algunos testimonios consultados en la ciudad dan cuenta de ello: “Puedo estar vestida como quiero sin que me miren por el espejito o cuando me subo o bajo. No tengo que hablar de cosas incómodas. Puedo estar ebria o dormida que sé que no me va a pasar nada. Cambió totalmente mis salidas de noche. Ya no pienso dos veces antes de salir cómo voy a hacer si tengo que volver sola. Sé que estoy segura”, contó Gabriela de 31 años. Y Magalí también lo vive como una solución: “Sabés que siempre va a estar todo bien. He vivido situaciones muy desagradables tomando taxis en la calle. Una vez arriba del coche hay muchos choferes que te hacen comentarios machistas, que manejan muy rápido o que están en cualquier estado”.

La tranquilidad como aliada de la confianza

En Rosario entre 300 y 400 mujeres están habilitadas para ser taxistas. Representan el 10 por ciento de 4.000 conductores que tienen licencia para dar el servicio público en la ciudad. Para Juncos, son pocas y falta inclusión. La app lo demuestra.

Al pedir un She Taxi es común recibir un mensaje de voz de la conductora que explica cuánta demora tiene, por dónde está y la pregunta de si hay problema en esperar. Generalmente se despiden mandando un abrazo o un emoji. Es parte de lo que genera confianza y seguridad entre usuarias y pasajeras quienes también tienen la opción de calificar el viaje cada vez que se llega a destino.

Uno de los objetivos más claros para cualquier ser en su vida debe ser la tranquilidad. Poder volver a casa sin sentir la adrenalina del miedo cuando salís de la facultad, regresas tarde del trabajo o incluso cuando querés disfrutar de salidas nocturnas, no debieran ser sinónimos de situaciones peligrosas. Sin embargo para las mujeres lo son. Contar en Resistencia con una herramienta como She Taxi serviría para la tranquilidad anhelada y en materia de seguridad puede constituir un instrumento interesante, o por lo menos una opción para quienes la quieran usar.  Si bien en la ciudad existen antecedentes de aplicaciones para pedir taxis, ninguna genera la confianza en las mujeres, como el hecho de saber que quien conduce es otra mujer que además, debió atravesar todo un sistema de controles para estar habilitada integrar el servicio.

*Periodista. Locutora.


Si llegaste hasta acá es porque te interesa nuestra mirada hacia la sociedad y la manera comprometida con la que hacemos periodismo. Somos un medio autogestionado, alternativo, enfocado en temáticas de género y derechos humanos. Vivimos tiempos complejos y solo podemos seguir creciendo con tu aporte voluntario.


Te sugerimos estos montos, pero si querés ayudarnos con otro importe, podés hacerlo en este CBU 3110030211001234460051. Si tenés alguna duda, escribinos al correo bohemia.prensa@gmail.com


Categoria: Género | Tags: , , | Comentarios: 0

Sé el primero en escribir un comentario.

Deja un comentario