El «enano fascista» en los medios chaqueños

Por el

Follow Proyecto Bohemia on WordPress.com



Hace unos años, el periodista e Intelectual español Ignacio Ramonet aseguró que los medios de comunicación que se encuentran aliados con el fascismo juegan un rol fundamental en los golpes de estado en América Latina. Lo dijo durante el Foro Ideología Fascista: Modelo Económico, Social y Político que se llevó a cabo en Caracas, en 2013.

Desde allí explicó que «El fascismo busca la reivindicación del imperialismo y la sumisión de los países liberados. Un ejemplo de ello fue Mussolini, quien utilizaba su periódico para movilizar masas y crear masas antiprogresistas. Era un manipulador de la comunicación”, según el sitio venezolano Aporrea.

Pero ¿qué tan profundo calan esos pensamientos en pequeños medios de comunicación que ensalzan sus ideas y reivindican una división de poder desigual y certera? ¿Hay un manejo responsable y cabal de lo que se expresa y el peligro que acarrean esas ideas en la sociedad? Porque más vulgar sería pensar que lo hacen desde el desconocimiento. O afianzar la idea que traduce una opinión chata basada en el más llano “sentido común”, que en datos específicos de la realidad. Mientras intentamos desentrañar las causas, y sin subestimar las mentes perversas que a veces pueden dirigir medios de comunicación, detengámonos en un ejemplo cabal de un noticiero de radio local, que fue citado por un colega muy respetado de Resistencia, en sus redes sociales.

En su muro de facebook, el periodista Bruno Martínez expresó lo que a muchos oyentes indigna: las editoriales disfrazadas de noticias, de una de las radio de FM de esta capital.

Si bien suelen ocuparse de temas sociales que, lejos de una mirada ética, se enfundan en falsas morales y prejuicios claros, en este caso el punto de las críticas fueron las familias que, ante la crisis económica y la carencia de empleo, intentan sostener la “olla”.

En ese momento el «noticiero» expresaba:

“Fruteros clandestinos en las calles:Comerciantes y vecinos de la zona de avenida Belgrano y Marconi se quejaron ante la redacción de Facundo Quiroga ante la presencia y proliferación de fruteros clandestinos. No pagan impuestos, ni empleados, ni tienen controles sanitarios. Pero sí alguien hace la vista gorda. Hablan de competencia desleal en estos momentos de crisis donde el Estado no para de asfixiar al comerciante”

La contundencia de una “verdad absoluta” en boca de supuestos “vecinos de la zona” para expresar lo que en realidad es una editorial de un medio atravesado por una postura estrictamente fascista, totalitaria y carente en lo absoluto de compromiso social, provocó la reacción, en su red personal, del comunicador, que desde la indignación, posteó lo siguiente:

En este espacio, se abordó en reiteradas oportunidades el curioso caso del noticiero de Medios y Estrategias, un boletín radial «informativo» ultra facho que ruborizaría al mismísimo Mussolini.

Pues bien, en esta oportunidad el blanco del odio de esta porquería fue ni más ni menos que los verduleros callejeros. (¿¿¿Qué dice???) Eso: para los sujetos que pergeñan esta bazofia radiofónica, un pobre tipo o tipa que comercializa bananas y tomates en una plazoleta son lisa y llanamente “fruteros clandestinos” y “competencia desleal”.

¿Qué clase de basura humana puede salir a “marcar” a esta pobre gente que intenta sobrevivir en medio de semejante crisis económica?

¿Cuánta competencia desleal puede provocar personas que sólo buscan subsistir?

¿Tan asco se puede ser?

Tal lo plantea Martínez, son varios los interrogantes que genera semejante publicación. Ahora bien, cuántos oyentes de esta radio tienen la predisposición a la crítica, al análisis y, sobre todo, la conciencia de clase para afrontar una postura analítica a lo que oyen. Hay tanto de qué preocuparse y ocuparse en estos días para lograr llegar a fin de mes, que se hace difícil pensar que en el ideario colectivo haya una tendencia al espíritu crítico de lo que es una “bajada de línea” que se presenta como “noticia”.

Algunos conceptos cruciales

Para intentar echar luz sobre lo temerario de este tipo de publicaciones, vale la pena citar fragmentos del discurso de Bertolt Brecht en el I Congreso Internacional de Escritores para la defensa de la Cultura (1935).

De todos los discursos pronunciados en la Mutualité, edificio donde se celebró el Congreso, se destaca el del gran dramaturgo y poeta comunista alemán, en el cual advertía de que si bien es importante defender la cultura, mucho más lo es la defensa del hombre, y que no basta con acusar al fascismo y a sus políticas salvajes, sino que hay que buscar su raíz, su causa, cuál es la serpiente que puso tal huevo podrido.

«Compadezcámonos de la cultura, ¡pero compadezcámonos primero de los hombres! La cultura estará salvada, si los hombres se salvan» No basta, para Brecht, con intentar salvar la cultura, pues lo que está en juego es la propia humanidad, «¡Camaradas, reflexionamos sobre las raíces del mal!», exige.

Para Brecth esa raíz, la causa de las brutalidades del fascismo, están más que claras: el fascismo no es más que una consecuencia del capitalismo, producto inevitable de sus relaciones de producción. Por ello, los intelectuales, como termina el escritor alemán su discurso, no deben limitarse a hablar y defender la cultura, sino que, los arenga, «¡Camaradas, hablemos de las condiciones de propiedad!»

Vale la pena mencionar, además que en aquel congreso se adoptaron algunas decisiones, como fue la obligación del escritor de comprometerse con la defensa de la democracia y la cultura, apoyar la formación de Frentes Populares y formar una asociación que fuera la parte intelectual de esos Frentes Populares: la Alianza Internacional de Escritores para la Defensa de la Cultura, que tendría delegaciones en cada país.

Imaginar a los medios de comunicación ser capaces de atravesar un tamiz similar por estos días, resulta por lo menos utópico. Sin embargo, se hace necesario por lo menos, un acercamiento a repensar las publicaciones.

El temor a las clases populares y sus causas

En abril de este año y ante el avance de la derecha en América Latina, la Agencia Paco Urondo rescataba fragmentos del reciente libro de Umberto Eco, “Contra el Fascismo”, donde el renombrado filósofo italiano desglosa las características que hacen que regímenes tales perduren en la historia.

Tal como lo expresa en la página 43: “El Ur- fascismo (fascismo eterno) surge de la frustración individual o social, lo cual explica por qué una de las características típicas de los fascismos históricos ha sido el llamamiento a las clases medias frustradas, desazonadas por alguna crisis económica o humillación política, asustada por la presión de los grupos sociales subordinados”.

“Esta convocatoria a las clases medias -indica la publicación-, paralizadas por el miedo a las clases populares, temor en la actualidad auspiciado por los medios masivos de comunicación, es una clave vital para el ascenso del fascismo y toda la violencia que conlleva en nuestras sociedades”.

Si bien el periodismo local, puede no enmarcarse en la categoría de “intelectuales”, como los de la talla de aquel congreso de escritores entre los que resaltó Bretch, se hace imprescindible cuanto menos exigir autocrítica, compromiso social y honestidad intelectual a cualquier publicación que pretenda responder por lo menos a dos de los principios básicos de este oficio: informar y formar. Sobre todo sin perder de vista que, en los tiempos que corren, la sociedad se halla desvastada ante la intentona de supervivencia, resultando aún más permeable a estas influencias peligrosas para la convivencia de la humanidad.


Si llegaste hasta acá es porque te interesa nuestra mirada hacia la sociedad y la manera comprometida con la que hacemos periodismo. Somos un medio autogestionado, alternativo, enfocado en temáticas de género y derechos humanos. Vivimos tiempos complejos y solo podemos seguir creciendo con tu aporte voluntario.


Te sugerimos estos montos, pero si querés ayudarnos con otro importe, podés hacerlo en este CBU 3110030211001234460051. Si tenés alguna duda, escribinos al correo bohemia.prensa@gmail.com


Categoria: Comunicación Social | Tags: , , | Comentarios: 0

Sé el primero en escribir un comentario.

Deja un comentario