Ocho femicidios en lo que va del año

Por el

Follow Proyecto Bohemia on WordPress.com



A pocos días de iniciarse el 2019, un nuevo femicidio ocurrió en Chaco. El 4 de enero, Valeria Juárez, de 32 años, fue asesinada por su progenitor con una escopeta en la localidad de Presidencia Roque Sáenz Peña. Esta semana apareció brutalmente asesinada Agustina Imvinkelried, la adolescente de 17 años de Esperanza, provincia de Santa Fe, presuntamente por Pablo Trionfini, quien se suicidó. Estos dos casos se suman los 8 registrados en 13 días, es decir, un femicidio cada 34 horas en Argentina según el relevamiento del Observatorio MuMaLa (Mujeres de la Matria Latinoamericana).

Las noticias del 2019 asustan: a las noticias de femicidios se suman al menos cinco casos de violación y/o abusos a mujeres jóvenes, entre ellos el de una adolescente de 14 años en un camping en Miramar.

Los casos de enero son, además de los Agustina y Valeria: Celeste Castillo, asesinada por su pareja, oficial de policía, en Santiago del Estero; Joselin Mamani de 10 años, apuñalada más de 30 veces en Mar del Plata, Gisel Varela, asesinada por su ex pareja, mientras esperaba el colectivo; Daiana Moyano de 24 años, de Córdoba; Liliana Loyola, de 64 años, de San Juan, quemada por su hijo el 29 de noviembre y fallecida el 9 de enero. También en Mar del Plata se investiga la muerte de Susana Yas, de 77 años, quien murió de una herida profunda en la cabeza.

De acuerdo al relevamiento del Observatorio MuMaLa, durante el 2018 se produjeron en Argentina un total de 259 femicidios, de los cuales 229 fueron mujeres, 26 femicidios vinculados y 4 travesticidios. En nuestra provincia se registraron 7 femicidios así como un aumento de las denuncias por violencia de género y abusos sexuales en ámbitos domésticos.
A pesar de ello, el presupuesto nacional asignado para el nuevo año equivale a $11,36 por mujer para abordar las violencias machistas, en un contexto donde cada vez más mujeres se animan a denunciar las violencias actuales y pasadas, donde se evidencia la necesidad de la implementación de la ESI (Educación Sexual Integral) para prevenir violencias y abusos.
Según este organismo, casi el 80% de los casos, las mujeres zona asesinadas por varones de su círculo cercano, pareja, ex pareja o familiar; más del 20% había denunciado previamente y el 13% tenía alguna medida judicial de protección.

Los datos del Observatorio MuMaLa del 2018:

En cuanto a las víctimas:

El 53% de las mujeres asesinadas tenían entre 16 y 40 años. El 79% de los femicidios fueron cometidos por un varón del círculo cercano de la víctima (61% pareja y ex pareja; 18% familiar).
El 21% había denunciado previamente a quien terminó asesinándola y el 13% tenía dictada alguna medida judicial de protección, ya sea de restricción de acercamiento y/o botón de pánico.
El 42% de las mujeres convivía con su asesino y el 62% de los hechos se produjeron en la vivienda de la víctima: nuestros hogares siguen siendo el lugar más inseguro para nosotras.
El 7,5% de las víctimas eran niñas y adolescentes menores de 15 años. Del total de ellas, el 59% fue violada o abusada y el 59% fue asesinada por un miembro de su familia.
282 hijxs quedaron huérfanxs, de les cuales 89 son menores de 12 años.

En cuanto a los agresores:

El 57% tiene entre 16 y 40 años.
El 22% se suicidó.
El 7,5% son miembros de las fuerzas de seguridad. El 70% de ellos son policías, 10% militares, 10% policías retirados, 10% militar retirado o pasivo.

En cuanto al arma utilizada:

El 30% fue asesinada con arma blanca.
El 17% fue asesinada a golpes y el 16% por asfixia.
En el 26% de los casos fue utilizada un arma de fuego.
De los casos de femicidios por arma de fuego, en el 17% fue utilizada el arma reglamentaria.


Categoria: Género | Tags: , , | Comentarios: 0

Sé el primero en escribir un comentario.

Deja un comentario