Una falla multiorgánica

Por el

Follow Proyecto Bohemia on WordPress.com



*Andrea Azzetti

Según los medios la niña wichi falleció de una falla múltiorgánica. Y es cierto, fallaron todos los organismos públicos. Todos. Falló el organismo sanitario que no atendió a tiempo ni su cuadro de desnutrición, ni la neumonía, ni el embarazo no deseado.
Falló el organismo educativo que no supo incluirla para brindarle herramientas claves como la Educación Sexual Integral.
Falló el organismo de Desarrollo Social que no le brindó ninguna oportunidad para desarrollarse en su comunidad.
Falló el organismo de Derechos Humanos, que no le garantizó ni uno solo de los derechos básicos para la dignidad humana.
Falló el poder legislativo y todos los legisladores que votaron en contra de la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo, mientras presentan proyectos para declarar patrimonio cultural al arco y la flecha.
Falló el poder judicial que nunca jamás actúa de oficio para defender los derechos de lxs desamparados por el Estado, mucho menos si son mujeres, niñas y aborígenes.
Si fuese creyente diría también que falló Dios, o Jesús y todos sus santos. Pero como no lo soy, digo lo contrario. Dios, o el que llaman Dios no falló. Porque según sus discípulos. O se salvan las dos vidas, o no se salva ninguna.

Según los medios falleció hoy a las 15.30, a los 13 años. Y no es cierto. No falleció. La violaron y la mataron.
La violaron miles de veces durante 13 años. Producto de una falla multiorgánica.

*Periodista


Categoria: OPINIÓN | Tags: , , , | Comentarios: 0

Sé el primero en escribir un comentario.

Deja un comentario