Debut, democracia y después

Por el

Follow Proyecto Bohemia on WordPress.com



El pasado 30 de octubre se cumplieron 35 años de la vuelta a la Democracia en nuestro país, luego de siete tormentosos y trágicos años de dictadura cívico-militar, la más sangrienta de Argentina.
Coincidentemente, ese año cuatro bandas y una solista debutaban discográficamente, dando así el puntapié inicial a sus respectivas y exitosas carreras artístico-musicales.

No eran tan cieguitos

Días antes de que los argentinos volviéramos a votar, se editaba «La dicha en movimiento», el primer disco de Los Twist.
Grabado en tiempo récord (29 horas), fue producido por Charly García, quién ya había terminado su disco, le sobraron esas horas de estudio, y así se hizo el álbum.
Pipo Cipolatti, Daniel Melingo, Eduardo Cano, Fabiana Cantilo, Gonzalo Palacios y Polo Corbella, formaban la banda en aquel momento.
Editado por el sello SG Discos-Interdisc, traía clásicos como, «Pensé que se trataba de cieguitos», «Cleopatra, la reina del twist», «El primero te lo regalan, el segundo te lo venden», entre otros, que significaban un aire fresco y renovador para el rock nacional.
El nombre del disco, proviene de un manual de la Policía Federal (el padre de Pipo era Comisario), que en un capítulo decía, «Cocaína: Raviol. La dicha en movimiento.»
La tapa original, era la foto de una fiesta, donde se veía a chicos y chicas divirtiéndose, entre guirnaldas, bonetes y papel picado. Pero una de las chicas de la foto falleció días antes de la edición del disco, por eso se la cambió por la que todos conocemos.
Aquí el disco completo.


Antes de la cuenta regresiva

Luego de ganar el «Rock -SM», concurso de bandas nuevas de Suecia (en el que la novia de Joey Tempest (voz) los inscribiera, pese a que la banda no quería hacerlo) cuyo premio era la grabación de un disco, llega esta joyita del hardrock, con toques progresivos y una pizca de power metal.
Estamos hablando de los suecos Europe, que años más tarde se harían archifamosos con «The final countdown», con sus baladas y hardrock de sintetizadores, un poco lejos del estilo de este primer álbum.
Editado el 24 de febrero por Hot Recordas (que auspiciaba el concurso antes mencionado), fue producido por Erik Videgård y Thomas Erdtman, y tuvo un pequeño éxito con el single «Seven Doors Hotel». Vale la pena escucharlo.
Aquí el disco completo.

La reina del Pop

Si, por supuesto, estamos hablando de Madonna, y su primer disco, editado el 27 de julio en Sire Records, y producido por John Jellybean Benítez.
Un año antes, había conocido a Seymour Stein, presidente del sello discográfico, y le entregó una cinta con «Everybody», un tema suyo grabado independientemente, del cual Seymour quedó tan sorprendido, que le consiguió un contrato para editar un disco.
Con un estilo cercano a la música disco, ya se veía ese pop de sintetizadores, apto para las pistas de baile, que descollaría años después.
De hecho, si bien sus ventas fueron muy buenas, no fue hasta después del éxito de «Like a virgin», en que las mismas se dispararon hasta llegar a la friolera de 10 millones de copias vendidas. Un muy buen disco, para los amantes del pop de discotecas.
Aquí el disco entero.

Y nació el Thrash

Un año después de editar su primer demo (No Life ‘til Leather) con Dave Mustaine en guitarra, éste último es «invitado» a dejar la banda (lo rajaron, o sea) y entra en su reemplazo Kirk Hammet.
Con la formación ya consolidada (James Hetfield, Lars Ulrich, Cliff Burton y Hammet), Metallica entran a grabar su primer disco editado por Megaforce Records y producido por Jon Zazula, uno de los popes del sello.
Hay un antes y un después en la historia del heavy, luego de este disco que marcó a varias generaciones de metaleros en todo el mundo.
Crearon un estilo (casi sin proponérselo) que se denominaría «Thrash Metal», en donde tomaban el heavy metal, y lo fusionaban con el punk y otros estilos, voces desgarradas y sonido crudo y directo, pero sobre todo, el gran cambio fueron las temáticas de sus letras, en donde las injusticias sociales, la guerra nuclear y las problemáticas de los pibes, en plena era Reagan, copaban la parada.
Un disco imprescindible, si de heavy metal hablamos.
Ah, Kill ‘Em All se llama, y no hay temas para destacar, porque todos son geniales.
Aquí el disco completo.

 

Uno, dos, ultravioladores


El punk ya llevaba unos siete años en el mundo, pero no sería hasta el 83 que aterrizará en nuestras pampas, en forma de disco al menos.
Formados un par de años antes (dice el mito que Andrés Calamaro formó parte alguna vez del grupo) llegan al disco a fines de 1982, pero recién se pudo editar un año después, con la llegada de la Democracia a nuestro país.
Producidos por Michel Peyronel (Riff) y editados por el sello Umbral, formaban la banda en aquella grabación Pil Trafa, Hari B, Stuka y Sergio Gramátika.
Como dato anecdótico, no podían usar su nombre Los Violadores, por lo que se hacían llamar los Voladores (miren la tapa, y verán que la «i» está alargada, como para disimularla).
Otra bisagra en la historia del rock argentino, piedra fundamental para lo que vino después en el estilo punk de esta parte del mundo.
Un discazo, todavía lo escucho, y me estremezco.
Aquí el disco completo.


¡Hasta la próxima!


Si llegaste hasta acá es porque te interesa nuestra mirada hacia la sociedad y la manera comprometida con la que hacemos periodismo. Somos un medio autogestionado, alternativo, enfocado en temáticas de género y derechos humanos. Vivimos tiempos complejos y solo podemos seguir creciendo con tu aporte voluntario.


Te sugerimos estos montos, pero si querés ayudarnos con otro importe, podés hacerlo en este CBU 3110030211001234460051. Si tenés alguna duda, escribinos al correo bohemia.prensa@gmail.com


Categoria: música | Tags: , , , | Comentarios: 0

Sé el primero en escribir un comentario.

Deja un comentario