Textos de Ruido

Por el


Por Darío Ruido*

Todas las mañanas reviso mi Home Banking, todas las mañanas observo estupefacto el almanaque. Son rutinas, de repente más tortuosas. En otro momento hubiese sido como cepillarse los dientes, juraría que entonces, los meses pasaban volando y que mi caja de ahorro se mantenía sólida, con las reservas suficientes como para concederme ciertos lujos de amante, turista, calavera o padre generoso. Sin embargo, la Revolución de la Alegría invirtió la ecuación y lo que se evapora sin clemencia son los fondos, mientras los días se arrastran con una parsimonia exasperante, no veo la hora de que llegue el seis el siete el ocho y que por un lapso, cada vez más breve, la cuenta Sueldos aparezca exuberante. O al menos lo parezca. Porque si se examina minuciosamente, si a ese monto que a su manera dice algo en una pantalla sin sentimientos lo pusiéramos a caminar por la peatonal, no duraría diez minutos.

Hoy, por ejemplo, el dato crucial es $ 2.120,51. Lo digiero como si se tratara del Riesgo País en alza. Riesgo representa su raquitismo extremo. Pienso que tengo por delante unos diez días, siendo optimista, para que la suma se incremente como por arte de magia. Así que trazo un plan de vuelo rasante con la intención de aterrizar a fin de mes sin tantos moretones, diseño estrategias para comer y divertirme con alrededor de $ 200 diarios. Lo cual es difícil aunque presumo, no imposible. Sólo hay que ir derechito, concentrarse en la línea y no salirse ni un centímetro. Imaginemos un paraíso caribeño, pensemos así, en algunos lugares uno come lo que venga con tal de que el placer, el ocio se prolongue, no repara tanto en alimentos sino más bien en la playa, en las noches, el alcohol barato y el sexo con la brisa como fantasía primordial.

Así que un mediodía propongo fideos con aceite, al siguiente también. Torrejas de algo hay que preparar. Arroz, algunas latas quedan en la alacena. Las cenas bien frugales. El fin de semana se podría festejar con un guiso de lentejas y cuarenta grados de calor. La parrilla sólo promete choripanes. Podríamos tomar agua para desintoxicarnos mientras esperamos que llueva la inversión que brote verde la luz de los depósitos y el semestre soñado deje de ser la tierra prometida.

Ojalá ese sacrificio valiera la pena, digo, tuviese una retribución más ostentosa. Sus resultados fulminantes. Ojalá cayeran los responsables de la miseria, de la opresión, del sufrimiento. Porque de esta manera, ni coger es sencillo, ni coger se puede sin maquinar que mañana la cuenta estará un poco más exangüe, y también hay que comer pero que hoy, seguro, alguien ya no come.

*Escritor

agenda bohemia

El Arbol Amarillo Libreria Infantil

Categoria: Textual | Tags: , , , , | Comentarios: 0

Sé el primero en escribir un comentario.

Deja un comentario



Apoyá a la Revista


Si llegaste hasta acá es porque te interesa nuestra mirada hacia la sociedad y la manera comprometida con la que hacemos periodismo. Somos un medio autogestionado, alternativo, enfocado en temáticas de género y derechos humanos. Vivimos tiempos complejos y solo podemos seguir creciendo con tu aporte voluntario.



revista bohemia donaciones

DONAR
$500



revista bohemia donaciones

DONAR
$1.000



revista bohemia donaciones

DONAR
$2.000




Te sugerimos estos montos, pero si querés ayudarnos con otro importe, podés hacerlo en este CBU 3110016611001019972012 / Alias: ProyectoBohemia. Si tenés alguna duda, escribinos al correo bohemia.prensa@gmail.com



Últimas Notas


Femicidio de “Sole” Sotelo: condena perpetua para Maximiliano Quiroz
Justicia, Violencia de Género

Tenía 30 años, era profesora de Lengua y convivía hace pocos meses con su pareja y femicida. Hoy se conoció la sentencia luego de un proceso judicial con demoras...

VER MÁS




¿Cómo es menstruar en Chaco?: barreras y políticas públicas
Género

Este año, se estima que una persona necesitará más de 18 mil pesos para gestionar su menstruación digna y salubremente. Una clara brecha en la que se comenzó a...

VER MÁS




¿Justicia selectiva o excusa para la misoginia?
Género

¿Dónde estaba el Estado mientras Lucio Dupuy era abusado? ¿Dónde está, mientras siguen los abusos en las infancias en un 80% dentro de los hogares? Escribe Cecilia Solá.

VER MÁS




«No es revanchismo ni venganza, es justicia»
Derechos humanos, Justicia

Siguiendo los pasos de Napalpí, se busca establecer responsabilidades estatales y civiles por la matanza de 1500 trabajadores y peones en la Patagonia entre 1920 y 1922.

VER MÁS




Bizarrap. Todo lo que toca supera el millón
Audiovisual

Ensayaba beats de películas de acción y dio su gran salto: de productor musical a artista. Trabajaba en Warner, renunció, creó los hits más viralizados del 2020

VER MÁS




A dos años de la ley de IVE/ILE: La situación de Chaco y Corrientes
Compromiso social, Derechos, feminismo, Género, Políticas Públicas/ Cultura, Sociedad

La perspectiva nacional y regional de las problemáticas que impiden la aplicación de la ley de aborto.

VER MÁS