Cómo llegamos al FMI

Por Rubén Serruya*

Al FMI se llegó producto de malas decisiones políticas, ni más ni menos, del gobierno de la Alianza Cambiemos, debido a favores que se les hizo a los sectores más concentrados y corporativos del país, muchos de ellos extranjeros.

Esto tiene su comienzo allá por enero del 2016, poco después de haber asumido como presidente Mauricio Macri, quien estableció un conjunto de medidas que tienen un impacto de manera distributiva completamente regresiva, favoreciendo la acumulación de riquezas de una parte minoritaria de la sociedad en detrimento de las mayorías.

Una de sus primeras medidas que tomó este gobierno fue la quita de retenciones a los sectores concentrados, multinacionales extranjeras; esta medida vino acompañada de la reducción de muchos impuestos a los bienes personales y a los bienes de lujo; es decir, una serie de modificaciones en materia tributaria que además dinamitaron la capacidad recaudatoria del Estado. Ese déficit se vio influenciado por la caída de los ingresos más que por el aumento del gasto.

Se modificaron variables decisivas en la política monetaria: los encajes diarios se vieron liberados (permitiendo a los Bancos disponer de más recursos para jugar a la “timba financiera”); la permanencia mínima de los capitales golondrina paso de 365 días a 120 días y luego se la eliminó (permitiendo la libre entrada y salida de capitales); y se modificaron los plazos de liquidación de divisas las que pasaron de 360 días a 5 años (en agosto del 2016) y en noviembre 2017 se eliminó la obligatoriedad de liquidar divisas por exportaciones (decisión que puede provocar futuras devaluaciones ante presiones por parte del complejo agroexportador).

Por lo tanto, esto provocó empeorar el déficit fiscal, como consecuencia de la menor recaudación y a eso se le agregó la llamada “bicicleta financiera” apalancada por las altas tasas que paga las Lebac (Letras del Banco Central) que pagaba a especuladores “extranjeros” que venían con el afán de jugar a la timba financiera, ganaron y permitieron una fuga de capitales récord, cifras que alcanzaron 9.807 millones de dólares en 2016 y 22.148 millones de dólares en 2017; es decir, en el año 2017 más que duplicó el ritmo de salida del año anterior, siendo 125% mayor(1)

Pero estas decisiones no son tomadas porque sí, tienen su sentido, su lógica. Y detrás se esconde la antipolítica, que tiene planteos como “el Estado es malo”, “es ineficiente”, “hay que achicarlo”, y promueve dejar todas las variables libradas al mercado, que será el encargado de equilibrar dichas variables – el concepto de la mano “invisible”- mitos si los hay, ya que detrás de eso sabemos que hay empresarios, corporaciones, monopolios, multinacionales, especuladores que manejan las variables a gusto y piacere para beneficio propio.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El esquema del Gobierno Nacional es evidente, si retrocedemos un poco en el tiempo, podemos explicar de dónde surge la causa, se le pagó a los fondos buitres en desiguales condiciones para los tenedores y eso dejó el camino libre para recurrir, nuevamente, al endeudamiento en dólares, lo cual es mucho peor para el país, ya que si el precio del dólar aumenta se pagan más intereses, incrementando, en consecuencia, aún más el déficit. Pero el modelo de país que planteó la alianza Cambiemos no termina ahí, ya que esa reducción de déficit vino acompañado de despidos y de baja de salarios, con el relato de que hay que bajar los costos para ser más “competitivos” para “insertarnos al mundo”, decisión política que produjo como consecuencia la reducción del poder adquisitivo, que a su vez provocó el debilitamiento del mercado interno, reduciendo la demanda y por ende, el consumo, que representa más del 85% de la demanda agregada y eso a su vez tiene su impacto en la recaudación, vía IVA (Impuesto al Valor Agregado), por lo tanto termina generando mayor déficit por la doble afectación, la eliminación de retenciones e impuestos a los que más tienen e, indirectamente, menor recaudación por menos ventas.

Y a todo esto hay que agregar el déficit comercial (con un saldo negativo de 8.741 millones de dólares según el Informe de Intercambio Comercial Argentino -ICA- elaborado por el INDEC). Este déficit comercial en 2017 puede ser comparable al déficit de los peores años de la balanza comercial argentina: 1980, 1994 y 1998, siendo otro sector que necesita ser financiado, y ¿cómo?, nuevamente vía más endeudamiento.

35-William-Riquelme-(1944)-Deuda-Externa

De vuelta al Fondo… al FMI

La vuelta al FMI va a ser la frutilla de un postre que nos va a caer mal a todos, lo mismo que el Gobierno Nacional provocó cuando cambió el rumbo de la política económica, pasando de una economía real (de consumo e inversión) a una especulativa (basada en la liberalización de la entradas y fuga de capitales extranjeros con las LEBAC como herramienta de especulación de los privados). En estos esquemas especulativos, los primeros en salir son los grandes inversionistas, en su mayoría, bancos privados (como el JP Morgan) y son los que generan las crisis, por efecto contagio, sale uno y salen todos. Pero tenemos que tener en cuenta que todos estos fondos, son fondos especulativos y no productivos, debido a las altísimas tasas que paga el mercado financiero, como en la actualidad está pagando las Lebac (40%) la “lluvia de inversiones” de la que hablaba el presidente justamente van a parar a inversiones especulativas y no productivas ya que las primeras generan un rendimiento del 40% sin riesgo, mientras que las segundas tienen riesgos y más aún en la recesión que está inmerso nuestro país, con baja de ventas, baja de consumo, tarifazos, que lleva a no querer llevar un proyecto productivo e invertir en “papeles” financieros.

Pero esto aún no termina aquí, así como el pasado 15 de mayo, fecha de definiciones “ya que vencían $650.000 millones de intereses en LEBAC y todos nos preocupábamos por las consecuencias de una posible corrida hacia el dólar, que generaría el aumento de su precio (en término de pesos) con impacto directo a los precios, provocando mayor inflación, variable que ya no está pudiendo ser controlada por el gobierno, actualmente estamos en más del 9% con una proyección del 25,4% aproximado, lejos de las metas establecidas por el gobierno (que determinaron un techo del 15%), caída de consumo, poder adquisitivo y el cierre de industrias que siempre terminan con más despidos y recesión, repitiendo este círculo una y otra vez.

Esto se va a repetir nuevamente con cada vencimiento de las Lebac, mes a mes, en el mes de junio se deben pagar, nuevamente, más de $660.000 millones de intereses, por lo tanto la historia es la misma, acudir al FMI para financiar fondos especulativos que solo saquean las riquezas.

Ningún país salió adelante con el Fondo Monetario como prestamista, al contrario exigen políticas de hambre como la reducción del déficit fiscal, reforma laboral y reforma provisional entre otros.

Con todo ello pinta un panorama realmente negativo para el futuro económico de nuestro país, siendo que la historia vuelve a virar hacia lo acontecido durante los ’90 y el desenlace no sería muy diferente al tenido durante la crisis económica en el 2001, fruto de un sinfín de políticas neoliberales y acuerdos de ajuste en lo social y flexibilización en lo comercial que nos sometieron de forma salvaje.

Es hora de debatir qué país queremos para nosotros y el futuro de los nuestros: o queremos un país para todos con distribución de riquezas, justicia social y soberanía política y económica o queremos un país para pocos, con acumulación de riquezas para una minoría.

*Licenciado en Economía

(1)Fuente: Cepa (Centro de Economía Política Argentina)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s