Justicia para dejar de ser víctimas

Por el


Por Al Fin Justicia*

Las denuncias por abusos sexuales contra niños y adolescentes en clubes de futbol encienden la alarma sobre un flagelo que daña infancias en los lugares más comunes y “seguros”.                                                  

 A partir de los primeros testimonios de niños que se encontraban alojados en el pensionado de Independiente, la investigación judicial avanza en otros clubes deportivos como Temperley; y recientemente se sumaron denuncias por abusos cometidos entre los años 2004 y 2011 en el Club Atlético River Plate.                                                              

En principio, pareciera ser que la Fiscal Garibaldi, quién recepcionó la denuncia y posteriormente los testimonios de las víctimas por los abusos cometidos en Independiente está decidida a desmontar toda una red de explotación sexual.

El rol que asuma la justicia será fundamental para que las víctimas se sientan amparadas y otras que todavía no han podido hablar lo puedan hacer.                                                                                                            

Muestra Nunca es Tarde Hablá 01

Para ello los actos judiciales que se lleven a cabo tendrán que despojarse de toda una cultura adultocéntrica y patriarcal que está presente en el sistema judicial como así también en todas las instituciones que conforman nuestra sociedad: familia, Iglesia, etc.

Conocer las particularidades de este delito es una obligación de jueces y operadores del derecho porque desde el desconocimiento se puede provocar daños inconmensurables en la vida y en la dignidad humana de niñas y niños.   

 

Un crimen contra la infancia

La Jueza Graciela Jofre sostiene que “Abusar de un niño es matar su alma. Un niño es una fuente inagotable de creatividad y libertad, y es una semilla de cambio.                                                                                                             

Los niños que han sido víctimas de abuso sexual  y no han podido encontrar “justicia” en sus vidas al delito más horrendo cometido sobre la integridad humana (porque el abuso destruye cuerpo y espíritu de un niño) nos confronta con todo el sentido del Derecho y Justicia en esta sociedad”.

El dolor y espanto que provoca que niños y adolescentes que sueñan con una carrera futbolística, hayan sido dañados por adultos que debían cuidarlos y en quienes seguramente confiaban; nos interpela como sociedad acerca del rol que ocupa la infancia y qué actitud debemos tomar ante este delito.

Como sociedad nos cuesta hablar sobre la existencia de este delito porque es perpetrado por aquellos que tienen por función la protección y el cuidado de quienes son sus víctimas.                                                               

Una de sus principales características es el silencio y la impunidad. ¿Cómo un niño/a puede hablar, contar, poner en palabras el acto más atroz? ¿Cómo enunciar una verdad en un mundo de adultos a los que hay que respetar? Ese mundo lo ha traicionado y herido en su cuerpo y emociones.                                                                                                                

No hay plazos para poder hablar. Es más, quizás nunca se pueda. Pero la herida estará presente, la angustia, la culpa, la tristeza, el miedo, la soledad, la confusión, ese inmenso dolor.

El tiempo entonces se transforma en un facilitador de la impunidad y quebraba la posibilidad de justicia como reparación.

El Respeto a los Tiempos de las Victimas

Las víctimas necesitaban que la posibilidad de hablar y denunciar este presente en el trayecto de toda su vida.                                                       

Abordar esta problemática  no es sólo enfrentar un delito, es mucho más que eso, es hacer frente al poder ejercido por un adulto hacia un niño/a, es enfrentar el torcimiento de la relación de resguardo que debiera primar en un adulto hacia un niño/a.

Esta marca indeleble en la vida de las personas es la que se pone en juego en los procesos de justicia.

Recientemente en nuestra provincia se tuvo conocimiento de la confirmación en su cargo de la Fiscal Daniela Meiriño, quién archivo fundamentalmente por razones de “prescripción” dos denuncias por abuso sexual en la infancia contra  Daniel Pacce,  y su esposa, Noemí Alvarado (EXPTE Nº 21453/2016-1 y EXPTE Nº 30631/2016-1).

Se trata de Rosalía y Belén, quiénes pudieron denunciar lo padecido en su infancia siendo adultas.

En este caso, la justicia no accedió a escuchar esa verdad que se mantuvo sepultada durante tantos años, pero que cambio sus vidas para siempre.

Sin embargo, todavía está en sus manos poder abrir una investigación, para que el  crimen no siga intacto, ejerciendo su condición y también para proteger a otras víctimas.                                                                             

 

*AL Fin Justicia para niñas, niños y adolescentes víctimas de abuso sexual 

 

agenda bohemia

El Arbol Amarillo Libreria Infantil

Categoria: Judiciales | Tags: , | Comentarios: 0

Sé el primero en escribir un comentario.

Deja un comentario



Apoyá a la Revista


Si llegaste hasta acá es porque te interesa nuestra mirada hacia la sociedad y la manera comprometida con la que hacemos periodismo. Somos un medio autogestionado, alternativo, enfocado en temáticas de género y derechos humanos. Vivimos tiempos complejos y solo podemos seguir creciendo con tu aporte voluntario.



revista bohemia donaciones

DONAR
$500



revista bohemia donaciones

DONAR
$1.000



revista bohemia donaciones

DONAR
$2.000




Te sugerimos estos montos, pero si querés ayudarnos con otro importe, podés hacerlo en este CBU 3110016611001019972012 / Alias: ProyectoBohemia. Si tenés alguna duda, escribinos al correo bohemia.prensa@gmail.com



Últimas Notas


Femicidio de “Sole” Sotelo: condena perpetua para Maximiliano Quiroz
Justicia, Violencia de Género

Tenía 30 años, era profesora de Lengua y convivía hace pocos meses con su pareja y femicida. Hoy se conoció la sentencia luego de un proceso judicial con demoras...

VER MÁS




¿Cómo es menstruar en Chaco?: barreras y políticas públicas
Género

Este año, se estima que una persona necesitará más de 18 mil pesos para gestionar su menstruación digna y salubremente. Una clara brecha en la que se comenzó a...

VER MÁS




¿Justicia selectiva o excusa para la misoginia?
Género

¿Dónde estaba el Estado mientras Lucio Dupuy era abusado? ¿Dónde está, mientras siguen los abusos en las infancias en un 80% dentro de los hogares? Escribe Cecilia Solá.

VER MÁS




«No es revanchismo ni venganza, es justicia»
Derechos humanos, Justicia

Siguiendo los pasos de Napalpí, se busca establecer responsabilidades estatales y civiles por la matanza de 1500 trabajadores y peones en la Patagonia entre 1920 y 1922.

VER MÁS




Bizarrap. Todo lo que toca supera el millón
Audiovisual

Ensayaba beats de películas de acción y dio su gran salto: de productor musical a artista. Trabajaba en Warner, renunció, creó los hits más viralizados del 2020

VER MÁS




A dos años de la ley de IVE/ILE: La situación de Chaco y Corrientes
Compromiso social, Derechos, feminismo, Género, Políticas Públicas/ Cultura, Sociedad

La perspectiva nacional y regional de las problemáticas que impiden la aplicación de la ley de aborto.

VER MÁS