El amor romántico ¿una trampa del patriarcado?

Con gran fuerza el feminismo viene instalando temas de debate en la sociedad. Paros internacionales, manifestaciones masivas contra los femicidios y en pos de una ley de educación sexual integral, anticonceptivos para las mujeres y también para los varones e interrupción voluntaria del embarazo en la Salud Pública. La voz de mujeres insumisas está apareciendo en los lugares menos pensados, como los programas de chimentos de la tarde de la televisión de aire de Buenos Aires.

A estos temas macro se le suman otras, más intimistas quizás, como el romanticismo. ¿Quién puede estar en contra de que le regalen una rosa, o una cadenita con un dije en forma de corazón? ¿Qué problema puede haber en aceptar una invitación a desayunar en una linda confitería para celebrar el Día de la Mujer? Todo esto que siempre consideramos inofensivo, resulta no serlo tanto cuando se “deconstruye” su sentido. Dice la Ilustradora Romina Ferrer en su página “Feminacida”: Amor romántico no es lo mismo que romanticismo…  tener gestos amorosos y de interés en la otra persona PERO sin manipulaciones, sin intentar generar culpas o cubrir engaños.

feminacida amor romantico1
Cuando deconstruís el AMOR ROMÁNTICO podés entender que no “necesitás” a nadie más… que elegís compartir sin perder tu individualidad, tu privacidad, tu esencia ni tus sueños.

Bohemia conversó con Cecilia Solá, profesora e integrante del movimiento Ni Una Menos- Resistencia  a propósito de este lobo con piel de cordero: los micromachismos.

“Vivimos en una cultura que nos enseña un tipo de amor romántico que nos lleva a la muerte, con frases que todavía se pueden ver en las tarjetas de San Valentín: “Si no estás me muero”, “no puedo vivir sin vos”, “solo mía y de nadie más”, “el amor todo lo puede, todo lo soporta, todo lo tolera”. Venimos programadas con un chip que nos dice que el amor tiene que doler, tiene que ser dramático o trágico. No comprendemos una relación sana”.

Este tipo de relación se reproduce aún entre los más jóvenes. Cecilia es docente de secundario y cuenta que “las chicas creen que si el novio les revisa el celular, no las deja a salir con sus amigas o le dice que ese vestido o esa pollera no es para salir es un hecho de amor”. Se trata en realidad de “demostración de control y de posesión. Tenemos que romper con la idea de que los celos son una muestra de amor. Hay que definirlo como lo que realmente es, una muestra de control que va a ir en aumento y eventualmente terminará en un hecho de profunda violencia como son los golpes, los intentos de femicidio y hasta la concreción de los mismos. Nosotras decimos siempre que el femicidio es la punta visible del iceberg, la culminación violenta de toda una serie de hechos que permiten esta cultura del asesinato de mujeres”, explica Cecilia.

Pero no sólo las mujeres son víctimas con estas reglas de juego: “El patriarcado devora a sus propios hijos, a las mujeres las mata y a los varones también, porque muchas veces les exige roles que no quieren o no pueden cumplir. El mismo machismo que te dice que tu novia es tuya es el que te dice que no podés llorar, porque no sos suficientemente hombre, o que no puede cambiar o cargar a tu bebé porque si no es un pollerudo”.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El feminismo, los cuentos y los roles

“Se está queriendo instalar la idea de que las feministas son odiadoras seriales de hombres, que vienen a destruir las relaciones. Eso no es así”, dice Cecilia. “Lo que busca es una deconstrucción profunda de la sociedad que nos permita a hombres, mujeres y a todas las identidades ser más felices”.

“Desde muy pequeños escuchamos términos como “mi princesa y mi rey”, lo dicen las mamás con todo el amor del mundo, pero que hay que deconstruir: “Las princesas que son mujeres que están esperando que las rescaten, y los reyes son hombres todopoderosos y dueños”, agregó.

Tras la jornada del 8 de marzo, en donde millones de mujeres tomaron las calles, en su cuenta de Facebook, Cecilia publicó un texto que tituló “Desaprendiendo”.
“A las nenas nos enseñaron buenos modales, discreción y a mantener la voz baja. Pero con los varones. Entre mujeres, era otra cosa. Nos dijeron que las otras mujeres son el enemigo. Si querés ser princesa, tenés que saber que las otras son la madrastra, la bruja malvada, la reina que no te quiere más bonita que ella. Y así, nos aislaron, quitándonos lo más poderoso que tenemos: a nosotras, con la otra. A la manada.
Acaso te contaron algún cuento en el que a la princesa la salve otra princesa? Nunca. A la princesa la salva el príncipe, y sanseacabó (…)
El 8 de Marzo no hubo princesas solitarias, Rapunzeles mirando por la ventana de la torre a que llegara el príncipe. Fuimos todas brujas, todas reinas, todas jefas, todas poderosas en ese grito que nos incendió la garganta y sacudió los pilares del patriarcado.
Ese día, Blancanieves y la Reina Malvada se abrazaron y decidieron co gobernar el reino, Cenicienta dejó plantado al príncipe, y salió de fiesta con las hermanastras, la Bella Durmiente bailó del brazo de Maléfica, y Rapunzel se cortó el pelo cortito, se hizo un tatuaje, y abandonó la torre para siempre.
Fuimos cientos de miles de princesas, brujas y reinas salvándonos a nosotras y a las otras, tan fuertes en nuestra hermandad, que los príncipes que asistieron sin haber sido invitados, tuvieron que correrse y callarse la boca, mirándonos volar.
Cada vez que podemos mirarnos a los ojos, se cae un dragón. Cada vez que nos tendemos las manos, se tejen redes indestructibles a lo largo y a lo ancho del mundo, cada vez que elegimos el abrazo, en vez del juicio, el Patriarcado recibe una herida mortal.
Cuando lo entendamos, cuando cada una de nosotras lo sepa, lo sienta, lo viva, el verdadero enemigo finalmente caerá”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s