Caso Sebastiani: 5 años de prisión efectiva por delitos de violencia de género

El empresario no acudió a la lectura de sentencia. La Justicia lo declaró en “rebeldía” y estableció su “pedido de captura”. La policía del Chaco deberá desplegar a pleno su capacidad de arresto para un poderoso personaje que ha demostrado tener influencias.

Cinco años de prisión efectiva es la pena que fijó el Tribunal Colegiado presidido por Víctor del Río, que conforman Gloria Salazar y Ernesto Azcona al empresario automotriz. Raúl Sebastiani no asistió a la audiencia de lectura de sentencia y el tribunal emitió un pedido de captura que debe ejecutar la policía provincial.  El empresario automotriz ha sido declarado “en rebeldía” ya que desde el momento en que la justicia intentó notificarlo de la audiencia de hoy, mediante sus agentes, “en persona”, utilizó diferentes maniobras evasivas. Desde entonces, la policía controlaba los movimientos del imputado, hasta esta mañana que logró burlar ese control. Sebastiani ingresó a la concesionaria automotriz de la familia después de las 8 de la mañana en su vehículo habitual. Pero los agentes perdieron de vista al imputado, presumiendo que salió en alguno de los varios automóviles con vidrios polarizados que egresaron del negocio de autos.

profugo

Prófugo de la justicia, ahora el destino del empresario está en manos de la policía del Chaco y su capacidad para encontrarlo. Antes de la lectura de sentencia el tribunal se veía imposibilitado de dictar prisión. Aunque la víctima fue contundente al agradecer el rol “de este último tribunal, que hizo todo lo posible para dar la sentencia antes de la feria judicial”, también Eliana Tapia consideró previsible la fuga del imputado al sostener que “sabía que no vendría, es su personalidad de incumplir con las reglas”.

El tribunal ha desplegado el “pedido de captura” y se espera que haya novedades positivas respecto del paradero de Sebastiani que debe cumplir cinco años de prisión efectiva.

20171222_101829

Argumentos válidos para la sentencia

En reiteradas oportunidades en el texto de la sentencia, los magistrados aclaran: “solo tenemos a favor del imputado Sebastiani, que no cuenta con antecedentes condenatorios en su contra, que tiene hijos y una familia a la cual contener. Siendo ésta su primer condena, que si bien se trata de un primer hecho delictivo confirmado, no obstante hemos asentado que existen constancias e informes psicológicos que dan cuenta de una personalidad violenta”. Por lo cual del Río imprime que “todas estas circunstancias apuntadas me inclinan a graduar la pena partiendo de la mitad de la escala penal, para desde allí, efectuar en su caso una reducción de la misma o bien un aumento, en razón de las circunstancias atenuantes o agravantes particulares al caso”. Sebastiani fue condenado al ser hallado responsable por los delitos de “privación ilegítima de la libertad agravada por ser cometidas contra quien mantenía una relación de pareja, con ensañamiento y por ser contra una mujer, mediando violencia de género, con amenazas con armas todo ello en concurso ideal, y en concurso real con tenencia de arma de fuego de guerra sin la debida autorización legal”,pesa una pena mínima de dos y máxima de 10 años. En contexto, la balanza de la justicia se detuvo en la mitad de la pena.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.


La Justicia llegó, pero está prófugo

A diferencia de lo habitual, la Justicia chaqueña hizo lo posible, esta vez, por acercar los tiempos entre la burocracia judicial y la realidad de las víctimas de delito. El tribunal presidido por Víctor del Río, echó por tierra la idea de una buena parte de la sociedad que sostiene que “los poderosos o adinerados no van a la cárcel”. De hecho la defensa del imputado interpuso una serie de maniobras dilatorias que expeditivamente fueron resueltas en el afán de que la feria judicial no sea motivo de mayores demoras. Al filo de ese receso, los magistrados dictaron fecha de lectura de sentencia, pero no fue suficiente impedimento para la decisión de Sebastiani de no pasar las fiestas en prisión. En caso de que los efectivos policiales lo encuentren, su “rebeldía” no le jugará en contra en cuanto a “agravar la pena”, sin embargo una vez en la cárcel, si estuviera en condiciones en algún momento de solicitar “libertad condicional”, ésta debería ser denegada.

Su destino está en manos de la fuerza de seguridad provincial. De ser detenido Raúl Sebastiani, sentaría un precedente importante de “personalidades poderosas” a las que, como a cualquier hijo de vecino, le llega el equilibrio de la justicia.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s