Voces del encuentro

Miles de mujeres de todo el país se apropiaron del espacio público de una Resistencia poco acostumbrada a las visitas numerosas. La fisonomía de la ciudad ruidosa, del tránsito caótico, de las esculturas y de los cortes de calle cambio de color. Mujeres en las plazas, mujeres en las ferias, mujeres en los colectivos, en las escuelas, en las universidades, mujeres y más mujeres. Todo lo demás, quedó en segundo plano.

La primera señal se vio el viernes previo al encuentro, cuando algunas de las participantes y la prensa comenzaron a llegar. La Catedral estaba siendo vallada. Las acreditaciones comenzaron a las cinco de la tarde en la Casa de las Culturas.

logovelazco

Bohemia charla con algunas de las recién llegadas. Tres mujeres de Buenos Aires que trabajan en las áreas de salud y educación cuentan: “Hace varios años que participamos de los encuentros”. “Lo que más nos motiva es conocer la realidad de otras mujeres, pero más que nada queremos que de una vez por todas se dé a conocer todo lo que ocurre durante todo el encuentro”.

Pero el encuentro trasciende fronteras, Tabitha de San Pablo participa del taller de las mujeres indígenas: “Las mujeres argentinas son una referencia, pero en Brasil y otros países de Latinoamérica nos quedamos aisladas, estamos muy cerca pero podríamos encontrarnos más”. ¿Se viene el encuentro latinoamericano?

logo Instituto Moro

Los talleres

71 talleres se desarrollaron en las universidades y escuelas de la ciudad. Género, violencia y femicidios, mujeres originarias, educación sexual, acoso sexual callejero, feminización de la pobreza, prostitución, familia, feminismo, fueron algunos de los tópicos centrales del encuentro.

Por primera vez, las mujeres originarias marcharon detrás de la Comisión Organizadora encabezando la marcha. Alrededor de 500 mujeres indígenas de todo el territorio del país participaron del taller que se desarrolló en el Salón de Usos Múltiples del Instituto San Fernando Rey. Todas compartieron el mismo espacio de debate, pues este taller no se desdobló como ocurrió con otros talleres.

“Mi corazón late más fuerte después de concluir este taller. Queremos plasmar en un documento las conclusiones para poder llevarlas a cada espacio social, para desestructurar eso malo que piensa la sociedad de nosotros por desconocimiento, por ignorancia de nuestra cultura”, expresó Elizabeth González, mujer qom y coordinadora del taller “Mujeres y Pueblos Originarios”.

“Es histórico lo que estamos viviendo, porque se creó la subcomisión del interior, para poder llegar a cada rincón del interior provincial, al monte, al Impenetrable, donde hay mujeres ancianas y jovencitas que hoy levantaron su voz por primera vez en esta capital de la “resistencia”, enfatizó.

Otros talleres, que se desarrollaron en la UNNE –por citar un ejemplo-, fueron desdoblados en espacios de alrededor de 50 a 100 mujeres en los patios y en las aulas. Mujeres con sus niños pequeños con mantas en el suelo y juguetes, mujeres adultas mayores, mujeres militantes, mujeres que trabajan en ámbitos afines a las problemáticas, debatieron sobre temas como violencia, abuso y acoso sexual, feminismo, estrategias para acceder al aborto legal, seguro y gratuito, violencia obstétrica, entre otros.

El caso de Maira Benítez fue un tópico recurrente durante el encuentro y bandera en la marcha. Con 17 años salió a pasear en diciembre pasado y nunca regresó. La investigación policial no aclaró qué pasó y se sospecha de un caso encubierto de trata.

La marcha

35 cuadras tuvo una colorida y festiva marcha que partió de la Unne y llegó al parque de la democracia. No hubo destrozos, ni detenidos, ni represión policial. No hubo agresiones de vecinos ni tampoco insultos de las encuentreras como se quiso instalar desde las redes y algunos medios.

Sí hubo pintadas en torno a tópicos feministas en pos de la legalización del aborto y en contra del machismo y el patriarcado, que fueron inmediatamente tapadas por personal municipal. “…un grupo muy reducido de militantes anarquistas se desvió hacia la Catedral –por donde no estaba previsto pasar– y terminó tirando fuegos en la puerta, por encima de los vallados, para lograr así la atención de las cámaras de TV de canales porteños –que no cubrieron ningún otro tramo del 32 ENM–, y las esperaban como buitres hambrientos. En un hecho para destacar, la secretaría de Derechos Humanos provincial se encargó de garantizar el derecho a la manifestación sin presencia de uniformados durante toda la marcha y no hubo represión, como en los últimos dos encuentros en Mar del Plata y Rosario”. Así lo comunicó Página 12, que junto a Tiempo Argentino fueron los únicos medios nacionales que cubrieron el evento en su magnitud.

“Mujer escucha, únete a la lucha”, “¡Qué momento, qué momento… a pesar de todo, les hicimos el encuentro!” Pañuelos verdes de la campaña por el aborto legal, tetas al aire como símbolo de libertad ante los estereotipos impuestos, pelucas y sombreros, torsos y espaldas pintadas como graffitis. “Ni tuya ni yuta”, “vivas nos queremos”, “al patriarcado ni cabida”, se leían en los cuerpos.

El clima fue festivo en todo momento, los cánticos giraron en torno al derecho al aborto, contra los femicidios, la desaparición de mujeres y la trata para explotación sexual. Integrantes de la Secretaría de Derechos Humanos de Chaco siguieron el recorrido de la macha para dar seguridad a las encuentreras. El Parque de la Democracia fue una excelente elección para reunir cómodamente a tremenda cantidad de público que disfrutó de la peña musical de cierre en una fresca noche chaqueña.

Las mujeres de los barrios

“Algo muy importante se empezó a ver en los últimos encuentros: la participación masiva de las mujeres de los barrios”, comentaba a Bohemia Tere Cubells previamente al encuentro. “La riqueza viene, sin quitarle mérito a las grandes luchadoras feministas, de la mano de tantísimas mujeres que llegan de los distintos sectores sociales a parar en las escuelas”.

El periodismo villero “Garganta Poderosa” así lo expresaba: “Seguramente no lo haga circular el periodismo, ni lo quiera dar “urgente” ningún noticiero, pero ayer volvió a gritar el feminismo villero, con esa prepotencia que parió la Resistencia de tantas mujeres. Sin palabras santas, ni solemnes saberes, detonamos gargantas en todos los talleres, en el Día de la Madre y ante el Estado de cinismo…”

Esas fueron las mujeres que pararon en las escuelas, con la mirada desconfiada de muchos resistencianos. Nada malo ocurrió, al contrario, desde las escuelas destacaron el orden y la limpieza que dejaron las visitantes y agradecieron las donaciones que recibieron de algunas delegaciones.

Chubut, encuentro mapuche

Tres fueron las propuestas para llevar adelante el encuentro número 33. Buenos Aires, La Plata y Chubut. Por voto directo, como se hace en todas las ocasiones, las presentes eligen la próxima sede. La Patagonia se impuso con el grito Mapuche y el nombre de Santiago Maldonado, además de la clara consigna de descentralizar el encuentro y llegar a cada uno de los puntos del país para forjar un feminismo popular desde la raíz. Será Puerto Madryn la ciudad anfitriona de 2018, en donde se gritará otra vez “La Revolución será feminista, o no será”.

Un comentario Agrega el tuyo

  1. Miguel Monzón dice:

    Impecable cobertura, Bohemias! Con el rigor y la calidad de siempre. Gracias!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s