El legado de Juan

Por el


Por Andrea Bonnet

Durante el juicio por la verdad por la Masacre de Napalpí el nombre de Juan Chico fue mencionado en reiteradas oportunidades, en cada una de las audiencias y también durante los alegatos finales. Quienes brindaron su testimonio, familiares de las víctimas e investigadores/as, reconocieron su trabajo y esfuerzo para saber qué pasó y su lucha para que se haga justicia. Ese fue su legado. 

Juan fue docente, investigador, escritor, pero principalmente alguien que estuvo atravesado por el dolor de Napalpí. Era de la comunidad Qom. Nació y se crió en esa zona del Chaco donde ocurrió la matanza en 1924. Hoy se la conoce como Colonia Aborigen, algo que Juan detestaba. “¿Colonia de quién?”, se preguntaba y quería que el lugar lleve otro nombre. 

A veces sospecho que él sabía que tenía poco tiempo y por eso su insistencia, obsesión y dedicación. Tenía un ritmo de trabajo que muy pocas personas podían seguir. No quería perderse nada. Cada actividad, invitación, encuentro o reunión eran una oportunidad para hablar de la Masacre de Napalpí y también de la presencia indígena en la Guerra de Malvinas, otro de los temas que lo obsesionaba. 

Juan fue un gran defensor de los derechos humanos y creía firmemente que “Memoria, Verdad y Justicia” tenían que incluir también a las comunidades indígenas. Que esa era una deuda de la democracia. Que el “Nunca Más” era también para el terrorismo de Estado ejercido contra los pueblos originarios. 

El juicio por la Masacre de Napalpí comenzó el 19 de abril de este año y tras siete audiencias públicas, decenas de testimonios y un cúmulo importante de pruebas, tuvo su sentencia: el Juzgado Federal N° 1 de Resistencia declaró al hecho como un crimen de lesa humanidad cometidos en el marco de un proceso de genocidio de los pueblos indígenas, reconociendo la responsabilidad del Estado Nacional Argentino en el proceso de planificación, ejecución y encubrimiento en la comisión del delito de homicidio agravado con ensañamiento con impulso de perversidad brutal y reducción a servidumbre, por el cual resultaron asesinadas entre 400 y 500 personas de los pueblos Moqoit y Qom en la Reducción de Indios Napalpí ubicada en Territorio Nacional del Chaco. 

Además de dar como probados los hechos denunciados, la justicia dictó una serie de medidas reparatorias en beneficio de las comunidades indígenas que deberán ser cumplidas por el Estado nacional y/o provincial: la difusión y promoción del juicio y su sentencia; la continuidad de las tareas de excavaciones, búsqueda y exhumaciones de fosas comunes de las víctimas; la restitución a la comunidad los restos óseos encontrados; la inclusión dentro de los diseños curriculares a nivel nacional en todos los niveles educativos del estudio de los hechos probados en la sentencia; la incorporación a la instrucción y capacitación de las fuerzas federales y provinciales de un módulo sobre respeto a los Derechos Humanos de los Pueblos Indígenas, como así los hechos probados en la causa judicial; y, la implementación de un Plan de Políticas Públicas concretas de Reparación Histórica a los pueblos Qom y Moqoit, que fortalezcan las políticas públicas de prevención y erradicación del odio, racismo, discriminación y xenofobia, garantizando la perspectiva de los pueblos indígenas en los ámbitos de salud, educativos y culturales, entre otros. 

Se trató de un juicio por la verdad, sin implicancias penales, debido a que al momento de iniciarse la investigación en el año 2014 no quedaban responsables con vida. Fue un juicio histórico para la Argentina: es la primera vez que se juzga un genocidio indígena como delito de lesa humanidad. Hito que seguramente será histórico también para la región del continente. 

Juan no pudo estar presente físicamente en el juicio. Falleció en junio de 2021 por complicaciones con un cuadro de Covid. Sin embargo, quienes estuvimos en las audiencias sabemos que su presencia fue innegable. No hubo una sola persona que no haya pensado en él, que no lo haya nombrado o recordado a su manera. 

Durante los alegatos finales del juicio, el fiscal Federal Ad Hoc Diego Vigay leyó palabras textuales de Juan Chico:

“Así como hubo una decisión política y una cuestión de Estado en el intento de exterminio de los pueblos indígenas, solamente una decisión de esa envergadura puede intentar reparar el daño. El proceso de genocidio de los pueblos indígenas fue una cuestión de Estado que atravesó a los gobiernos de turno y a los partidos políticos. Porque no nos olvidemos que la masacre de Napalpí ocurrió con un gobierno radical, la masacre de El Zapallar en la década infame, la masacre de Rincón Bomba en Formosa en el gobierno de [Juan Domingo] Perón, entonces atraviesa lo partidario y partidos políticos, con los que mucha de nuestra gente se identifica. Tenemos que hacer entre todos una autocrítica respecto de que la cuestión indígena atraviesa eso y dentro de estos grupos ver [preguntarnos por] nuestra ideología, nuestro pensamiento”. 

Ahora sí, descansá en paz Juan. 

Lograste rescatar y reivindicar la memoria de los pueblos indígenas del Chaco, que se conozca la verdad de lo que ocurrió y también que se haga justicia

Tu legado te trasciende. 

Hiciste historia.

Y sos parte de ella. 

———————————————————-
Foto: Tomada el 26 de noviembre de 2018, en una visita a Rosa Grilo, una de las sobrevivientes de la Masacre de Napalpí

Categoria: Derechos humanos, Justicia, Pueblos indígenas | Comentarios: 0

Sé el primero en escribir un comentario.

Deja un comentario



Apoyá a la Revista


Si llegaste hasta acá es porque te interesa nuestra mirada hacia la sociedad y la manera comprometida con la que hacemos periodismo. Somos un medio autogestionado, alternativo, enfocado en temáticas de género y derechos humanos. Vivimos tiempos complejos y solo podemos seguir creciendo con tu aporte voluntario.



revista bohemia donaciones

DONAR
$500



revista bohemia donaciones

DONAR
$1.000



revista bohemia donaciones

DONAR
$2.000




Te sugerimos estos montos, pero si querés ayudarnos con otro importe, podés hacerlo en este CBU 3110016611001019972012 / Alias: ProyectoBohemia. Si tenés alguna duda, escribinos al correo bohemia.prensa@gmail.com



Últimas Notas


Cristina López relató en el Juicio lo que en su familia era un secreto guardado con temor.
Cien años de humillación: “Napalpí sigue doliendo”
Sin categoría

Mujeres originarias salen al rescate de su cultura. Negada, antes por el miedo al genocidio, hoy aún por el temor a la discriminación.

VER MÁS




Manual de etiqueta para redes sociales: los sí y los no de WhatsApp
Sin categoría

Las redes nos están cambiando, torturando, agobiando. Con reglas claras, whatsupp puede ser menos invasivo.

VER MÁS




TEJEDORA WICHI DE ARGENTINA LLEGA A LA BIENAL DE VENECIA
Sin categoría

Claudia Alarcón y el colectivo ‘Silät’ expondrán nueve paños tejidos que cuentan algunos de los mitos de su pueblo y desafían la construcción occidental del arte

VER MÁS




El ex-Ministerio de Mujeres será una subsecretaría 
Género, Políticas Públicas, Sin categoría

Dependerá de Capital Humano. Qué se sabe sobre la continuidad de sus políticas y de las personas que trabajan allí. Qué suerte correrán quienes accedieron a su primer empleo...

VER MÁS




Jarumi Nishishinya: “Es una tortura que este proceso se alargue”
Abuso sexual en la Infancia

La artista, a los 42 años pudo denunciar el abuso sufrido en su niñez. Entonces había hablado, pero su familia no hizo nada. Hace dos años espera el juicio.

VER MÁS




Se recibió Sandra Toribio, la primera médica argentina de la etnia Wichí, egresada de una universidad pública
Políticas Públicas, Pueblos indígenas

s oriunda de Ingeniero Juárez, Formosa. Nació en el seno de una comunidad Wichí. Ama la medicina y la investigación, y en ese amor, incluye su deseo de volver...

VER MÁS