Encuentro de mujeres QOM: “Historias de Desigualdades”

Por el


“Hay un único lugar donde ayer y hoy se encuentran, se reconocen y se abrazan. Ese lugar es mañana”.

Eduardo Galeano

*Por David ‘Coco’ Pagano

Desde la Fundación Acompañarte se realizó un encuentro de mujeres  pertenecientes a la comunidad Qom del Gran Toba en la “Casa de la Memoria” el día 3 de marzo de 2022, con el anhelo de jerarquizar  el rol de las mujeres proponiendo reivindicar los derechos de las hermanas originarias, acompañar sus luchas, restablecer el respeto y resaltar  la importancia de la participación de en la comunidad Qom en la vida pública,  visibilizando sus fortalezas y  el papel clave que poseen en los territorios, preservando y ampliando los derechos humanos que son siempre derechos colectivos.

Esta jornada estuvo llena de sentires y saberes a través del relato de  experiencias y situaciones cotidianas  de las mujeres del barrio. La actividad se dividió en dos partes: la primera con la participación exclusiva de las mujeres de la comunidad contando sus vivencias y  la segunda parte se convocó al plenario a  autoridades, referentes y organizaciones con la consigna de escuchar activamente. 

Reunión de mujeres del Barrio Gran Toba

Esta extensa lucha  a lo largo de la historia en busca de conseguir igualdad y derechos, respeto y un trato digno con igualdad de oportunidades y condiciones para que las mismas se concreten. Por eso, en el Día Internacional de la Mujer se busca conmemorar la lucha del género por su participación dentro de la sociedad, su desarrollo íntegro como personas y principalmente su emancipación y liberación en las diferentes dimensiones   de la vida

Por esto la consigna del encuentro fue un  llamado a reflexionar sobre las desigualdades y la importancia del rol de las mujeres de la comunidad en el pasado y el presente para construir con las jóvenes un futuro superador, en donde se respeten sus derechos y haya oportunidades para todos en el acceso a la educación, la salud, la sexualidad, etc.  

La profesora qom Noelia González(de la Fundación Acompañarte) logró generar un clima de empatía, confianza y circulación de la palabra donde de manera  muy emotiva y con la voz cargada de sensibilidad se fueron tejiendo las historias que hicieron del taller una experiencia genuina de construcción grupal comunitaria. 

Las compañeras manifestaron saberse víctimas de las desigualdades y estereotipos que las violentaron,  sobre todo   de algunos actores sociales y dinámicas institucionales que les asignaron  roles que son excluyentes y limitantes como mujeres de la comunidad originaria. 

Como expresó una de las participantes:- “Yo he vivido mucho sufrimiento desde niña hasta grande. No conozco la escuela, a mi me crió mi abuela y me dijo que tengo que ser ejemplo para mi familia. Vos no vas a ir a la escuela pero tus hijos sí, para que ellos nunca tengan que pasar por este sufrimiento”.

Como expresó una de las participantes:- “Yo he vivido mucho sufrimiento desde niña hasta grande. No conozco la escuela, a mi me crió mi abuela y me dijo que tengo que ser ejemplo para mi familia. Vos no vas a ir a la escuela pero tus hijos sí, para que ellos nunca tengan que pasar por este sufrimiento”.

Del algún modo se les ha exigido ser mujeres sostenedoras que sacrifican su vida por sus hijos para que logren metas y se superen teniendo una “vida afuera” de la propia cultura y tradiciones, ya sea estudiando, trabajando o levantando la voz; cargadas con miedos, con culpa y con dolor.  

Las mujeres siempre fueron víctimas de violencia por un contexto que las reducía a tareas de cuidados (del hogar, de los chicos, de enfermos, etc) y la exclusividad de estas impedía poder salir al mercado laboral formal o a una educación para formarse profesionalmente. Esas situaciones las volvía  dependientes y también  invisibles.

Incluso cuando logran insertarse en el mercado laboral, las mujeres de la comunidad se encuentran en desventaja con respecto a la escasa oferta laboral que se reduce solamente a tareas de barrido, limpieza y cuidado de menores. Además de enfrentar las peores condiciones por ser la mayoría de las veces trabajos precarios y mal remunerados en donde sus derechos son vulnerados.

La participación de la Comisión Provincial por la Memoria y la Fundación Al Fin Justicia en el plenario vuelven a poner en relieve que la lucha de hoy es para que nuestras jóvenes puedan reconocer las desigualdades y ponerlas en palabras para que ninguna mujer deba naturalizar el sacrificio como parte de su destino, para que ser mujer en este mundo no sea sinónimo  desigualdad ni de opresión  sino de libertad y transformación. 

Categoria: Género y DDHH Indígenas | Tags: , , , , | Comentarios: 0

Sé el primero en escribir un comentario.

Deja un comentario



Apoyá a la Revista


Si llegaste hasta acá es porque te interesa nuestra mirada hacia la sociedad y la manera comprometida con la que hacemos periodismo. Somos un medio autogestionado, alternativo, enfocado en temáticas de género y derechos humanos. Vivimos tiempos complejos y solo podemos seguir creciendo con tu aporte voluntario.



revista bohemia donaciones

DONAR
$500



revista bohemia donaciones

DONAR
$1.000



revista bohemia donaciones

DONAR
$2.000




Te sugerimos estos montos, pero si querés ayudarnos con otro importe, podés hacerlo en este CBU 3110016611001019972012 / Alias: ProyectoBohemia. Si tenés alguna duda, escribinos al correo bohemia.prensa@gmail.com



Últimas Notas


Cristina López relató en el Juicio lo que en su familia era un secreto guardado con temor.
Cien años de humillación: “Napalpí sigue doliendo”
Sin categoría

Mujeres originarias salen al rescate de su cultura. Negada, antes por el miedo al genocidio, hoy aún por el temor a la discriminación.

VER MÁS




Manual de etiqueta para redes sociales: los sí y los no de WhatsApp
Sin categoría

Las redes nos están cambiando, torturando, agobiando. Con reglas claras, whatsupp puede ser menos invasivo.

VER MÁS




TEJEDORA WICHI DE ARGENTINA LLEGA A LA BIENAL DE VENECIA
Sin categoría

Claudia Alarcón y el colectivo ‘Silät’ expondrán nueve paños tejidos que cuentan algunos de los mitos de su pueblo y desafían la construcción occidental del arte

VER MÁS




El ex-Ministerio de Mujeres será una subsecretaría 
Género, Políticas Públicas, Sin categoría

Dependerá de Capital Humano. Qué se sabe sobre la continuidad de sus políticas y de las personas que trabajan allí. Qué suerte correrán quienes accedieron a su primer empleo...

VER MÁS




Jarumi Nishishinya: “Es una tortura que este proceso se alargue”
Abuso sexual en la Infancia

La artista, a los 42 años pudo denunciar el abuso sufrido en su niñez. Entonces había hablado, pero su familia no hizo nada. Hace dos años espera el juicio.

VER MÁS




Se recibió Sandra Toribio, la primera médica argentina de la etnia Wichí, egresada de una universidad pública
Políticas Públicas, Pueblos indígenas

s oriunda de Ingeniero Juárez, Formosa. Nació en el seno de una comunidad Wichí. Ama la medicina y la investigación, y en ese amor, incluye su deseo de volver...

VER MÁS