Felipa, hija de un sobreviviente de la Masacre de Napalpí, dio su testimonio

Por el

Follow Proyecto Bohemia on WordPress.com



Continúa la investigación por el crimen de lesa humanidad de la Masacre de Napalpí. El equipo de la Fiscalía General visitó en Charata a Felipa, hija de Enrique Laleqori, y registró su relato.

El mediodía de este lunes 6 de enero, el fiscal federal general, Federico Carniel, tomó testimonio a la abuela del pueblo Moqoit Felipa Lalecori -de 90 años- hija de Enrique Laleqori, un sobreviviente de la Masacre de Napalpí.

Felipa, acompañada por familiares y la comunidad, recordó en su lengua y fue traducida por su hijo Sixto, lo que le contó su padre como parte de la tradición oral que forma parte de la construcción colectiva de la memoria histórica de los pueblos indígenas.

La entrevista se realizó en su casa, ubicada en el Lote 18 del Paraje San Lorenzo Las Tolderías de Charata, a 350 kilómetros de Resistencia, y forma parte de la investigación sobre la Masacre de Napalpí como un crimen de Lesa Humanidad.

En sus partes más trascedentes, la abuela Lalecori comenzó contando que “conoce por relatos de su padre, que sobrevivió. Él fue a esos lugares por necesidad de conseguir trabajo. Se había enterado por otro hermano que en ese lugar había trabajo y por eso fue. Ahí trabajaba en el obraje como hachero”.

Luego continuó relatando: “El llegó antes de que pase la masacre. Hubo una convocatoria por parte de un líder que llamo a todas las familias y él estaba en el lugar en el medio de la gente que estaba reunida en ese momento… había una juntada de hermanos y había gente de afuera, en un lugar con una edificación donde había como un galpón… repartieron golosinas a la gente y es ahí que tuvo temor, supo que había peligro y se retiró de donde estaba la gente, se tiró cuerpo a tierra y se arrastró hasta llegar a un monte donde pudo pararse y caminar; comienza a caminar y después a correr hacia el sur”.

Asimismo narró que «también una hermana de su abuela, que se llamaba Celma, sobreviviente de la matanza de Napalpí, vino años después a vivir a esta zona y ella había perdido dos hijos asesinados en la masacre. Uno se llamaba Pedro. Su padre se enteró después de escaparse todo lo que pasó y siempre tuvo mucho temor y miedo y nunca quiso saber si fueron policías o criollos los que hicieron”.

La Dirección de Cine y Espacio Audiovisual (DCEA) del Gobierno del Chaco realizará un registro fílmico de la declaración, que también será agregada a la causa judicial.

El Juicio por la Verdad

La Unidad de Derechos Humanos de la Fiscalía Federal lleva adelante una investigación sobre los hechos históricos conocidos como la Masacre de Nalpalpí, ocurrida el 19 de julio de 1924, con el criterio de que constituyen crímenes de lesa humanidad y de que el Estado Nacional tiene la obligación de juzgarlos en un Juicio por la Verdad, en función de los compromisos asumidos ante la comunidad internacional.

El acta de apertura de la investigación dice : “Creemos necesaria la búsqueda de la verdad y el ejercicio de la memoria histórica para que los hechos de violencia no se repitan, para establecer el por qué, cuándo y cómo se consumaron los hechos y saber quiénes son los máximos responsables y cuál es el origen y las motivaciones económicas, políticas o sociales que han conducido a su ejecución; para que se conozca públicamente el contenido integral de esta historia de horror y que se reconozca socialmente a las víctimas (…) La reparación debe contener la recuperación de la memoria histórica, la difusión pública y completa de la verdad de los crímenes perpetrados y la dignificación de las víctimas”.

La investigación preliminar logró reunir los testimonios del sobreviviente Pedro Balquinta y Rosa Grilo, de los hijos de las sobrevivientes Melitona Enrique y Rosa Chará, así también de investigadores e historiadores, además de entrevistas audiovisuales a Melitona. Igualmente se incorporaron un cúmulo de trabajos de investigación realizados sobre la Reducción y la Masacre de Napalpí y el Genocidio Indígena, recortes periodísticos de la época, legajos de efectivos de la Policía Nacional de Territorios Nacionales y los informes y documentación del Ministerio del Interior y de Defensa de la Nación, del Archivo del Congreso Nacional, del Archivo Histórico del Chaco, del Superior Tribunal del Chaco y del Aeroclub Chaco.

También, ordenados por la jueza Federal Zunilda Niremperger, se comenzaron trabajos de excavaciones en búsqueda de fosas y restos óseos de víctimas por parte del Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF).

Por parte del Ministerio Público Fiscal, intervienen los fiscales generales Federico Carniel y Carlos Amad, el fiscal federal Patricio Sabadini y el fiscal ad hoc Diego Vigay.

Fuente: Fundación Napalpí


Si llegaste hasta acá es porque te interesa nuestra mirada hacia la sociedad y la manera comprometida con la que hacemos periodismo. Somos un medio autogestionado, alternativo, enfocado en temáticas de género y derechos humanos. Vivimos tiempos complejos y solo podemos seguir creciendo con tu aporte voluntario.


Te sugerimos estos montos, pero si querés ayudarnos con otro importe, podés hacerlo en este CBU 3110030211001234460051. Si tenés alguna duda, escribinos al correo bohemia.prensa@gmail.com


Categoria: Derechos Humanos/ Indígenas | Tags: , , | Comentarios: 0

Sé el primero en escribir un comentario.

Deja un comentario