Prohiben el ingreso de menores sin sus padres a alojamientos de la ciudad

Por el

Follow Proyecto Bohemia on WordPress.com



En julio se cumplieron dos años del femicidio de Giuliana, la niña de 13 años que fue engañada por el policía Adrián Sánchez, quien la citó en el Hotel Alfil de Resistencia y la asesinó con su arma reglamentaria. El caso volvió a tomar notoriedad pública cuando el 27 de agosto pasado falleció Susana Álvarez, su mamá, quien padeció violencia por parte de su pareja además del dolor tras el suicidio de otro de sus hijos, quien no superó el duelo por la muerte de su hermana.

El Concejo Municipal de Resistencia aprobó este martes la ordenanza que regula el ingreso de niñas, niños y adolescentes a establecimientos de alojamiento, sean hoteles, moteles, aparts hoteles o cualquier tipo de alojamiento. El objetivo primordial de esta normativa es prevenir el turismo sexual y la trata. La iniciativa fue de las concejalas Nancy Sotelo y Cecilia Baroni.

La norma establece la prohibición del ingreso de menores salvo que este sea acompañado por un mayor de edad que acreditara el vínculo. También establece las características del alojamiento y la obligatoriedad de los mismos de llevar un registro de datos y documentación pertinente. Es decir, todos los establecimientos deberán requerir a quienes se presenten con menores la documentación respaldatoria de sus identidades, como así también deberán demostrar los vínculos que existan entre ellos o una autorización escrita de quien se encuentre a cargo del o la menor.

Cecilia Baroni destacó que Resistencia, igual que Buenos Aires “adhiere a un código de conducta nacional contra la explotación sexual en el turismo, lo cual interesa al sector de la industria del turismo como organización intermedia de la sociedad para que colabore y capacite a todos sus operarios en contra de la explotación sexual infantil”.

¿Y con los moteles, qué hacemos?

“Tuvimos algunas dificultades planteadas por los dueños de los moteles por la cuestión de la intimidad. A mi criterio no debería ser así, el motel podría alojar a cualquier tipo de personas, inclusive a familiares”, expresó Baroni. La ordenanza establece que los moteles deberán colocar en un lugar visible dentro del alojamiento la prohibición del ingreso de menores y los encargados deberán estar capacitados para reconocer o detectar alguna violación a la norma. Asimismo, en todos los casos se tendrá que registrar el número de patente de los vehículos o motovehículos, para que el municipio disponga de un registro foliado para ser exhibidos en caso de ser necesario. Una medida que claramente no aporta a la prevención, en donde primó el derecho del sector empresario por sobre los derechos de protección a la niñez.

“Es muy importante la participación de las asociaciones de turismo para la capacitación y la prevención y también es importante la responsabilidad de los dueños de estos alojamientos para cumplir con la ley”, resaltó Baroni. La norma establece medidas con sanciones en los casos en los que no se cumpla con lo establecido: “la Municipalidad de Resistencia tiene que trabajar con sus inspectores para controlar que se cumpla con estas normas de ingresos de los niños, niñas y adolescentes a este tipo de locales y el cumplimiento del código contra la explotación sexual infantil”, concluyó.


Categoria: Compromiso social | Tags: , , | Comentarios: 0

Sé el primero en escribir un comentario.

Deja un comentario