33ENM: Tres días feministas

Por el

Follow Proyecto Bohemia on WordPress.com



Las primeras imágenes que llegaban desde el sur eran del paisaje descampado, gris y ventoso del autódromo de la ciudad de Trelew. Mujeres de todo el país iban llegando, la mayoría después de un largo viaje hasta la Patagonia. Hace un año atrás, en el Club Sarmiento de Resistencia, en una ferviente disputa de aplausos y cánticos con La Plata, Chubut se convirtió en la sede del encuentro 2018. Por voto directo, históricamente se elige la provincia donde se encontrarán en un año. Había que estar. Porque aquí estuvieron ellas, las sureñas, las mapuches, las tehuelches, en nuestro tan disímil litoral.

Al 33º Encuentro Nacional de Mujeres (ENM) en Trelew, Chubut, llegaron más de 50 mil mujeres de todo el país. Nunca importa la distancia, ni la capacidad urbana, ni el apoyo del gobierno local, ni las campañas en contra que ejercen los medios de comunicación y las redes sociales. El encuentro de mujeres más grande de Latinoamérica se hace, aunque la prensa hegemónica quiera invisibilizarlo.

En un año en que la marea verde tomó las calles de todo el país, en que la legislatura nacional trató la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo, en que la aplicación de la Ley de Educación Sexual Integral volvió a estar en la agenda, en que el reclamo por el cupo laboral trans se convirtió en tema feminista y el lenguaje inclusivo se discute dentro de los claustros universitarios e instituciones educativas, el encuentro toma cada vez más fuerza y presencia real. Pretende derribar las estructuras patriarcales y provocar grandes cambios sociales, legales, educativos, económicos. Lo más distante a una moda.

La Comisión Organizadora leyó un documento de apertura para dar la bienvenida a todas las mujeres, lesbianas, travestis y trans:

“¡Bienvenidas a Trelew, Chubut!!, ¡Bienvenidas al Encuentro más austral de la historia de los Encuentros! ¡Por primera vez Chubut es sede del Encuentro Nacional de Mujeres, en su edición Nº 33! Las recibimos hoy en territorios ancestrales, donde mujeres originarias han resistido y continúan haciéndolo desde hace más de 500 años.  Trelew es la ciudad más chica por la que ha transitado un Encuentro, por eso debimos extremar esfuerzos para garantizar la participación de miles de nosotras”.

Los motivos que fueron esgrimidos en Chaco para proponernos como sede, siguen vivos y empujan nuestras luchas y resistencias por la recuperación de territorios ancestrales para las comunidades mapuche-tehuelche, contra la criminalización y represión a quienes defienden y apoyan esta causa, contra la persecución a mujeres originarias y luchadoras sociales, para exigir justicia ante la desaparición seguida de muerte de Santiago Maldonado y el homicidio de Rafael Nahuel, en repudio a la violencia institucional y a la impunidad ante los asesinatos de Iván Torres y Julián Antillanca, en reclamo de justicia ante las numerosas desapariciones de peones rurales, por la defensa de nuestros bienes de naturaleza, contra la extranjerización de las tierras, contra la megaminería contaminante y saqueadora y por la erradicación de las redes de trata y explotación sexual. El documento completo aquí: http://encuentrodemujeres.com.ar/documento-de-apertura-bienvenides-a-todes/

Una agenda diversa y plurinacional

“Atravesada por la muerte de la militante rionegrina Patricia Parra a manos de un femicida, su exmarido; por la intensa lucha por el aborto legal, seguro y gratuito que marcó la agenda feminista este año; por el reconocimiento legal de la figura de travesticidio, otra conquista reciente, y por el pedido de las organizaciones de mujeres indígenas de llamar “plurinacional” al encuentro, esta nueva y maravillosa reunión arrancó esta edición con más fuerza de la habitual”, describió Tiempo Argentino el primer día de encuentro en donde se realizan los múltiples talleres.

Gabriela Dufour, diputada provincial y exministra de Economía de Chubut, forma parte de la organización: “Habrá dos debates clave –dijo en charla con Tiempo Argentino–. Uno es la despenalización y legalización del aborto y el otro, la discusión por el carácter plurinacional del encuentro que viene reclamando el movimiento de mujeres indígenas”.

En el corazón del valle surgió el pedido de las mujeres originarias. Ellas vienen pidiendo incluir la palabra “plurinacional” en el nombre del encuentro, para reconocer las identidades de las 36 naciones que existen en el país. Aunque el pedido fue denegado una semana atrás por la comisión organizadora para discutirlo en el encuentro, el 34 ENM ya se perfila como plurinacional.

La marcha antes de la marcha

En el primer día del Encuentro se realizó una marcha para visibilizar los crímenes de odio contra mujeres trans y travestis que, por primera vez, fue parte de la agenda oficial. Aunque el reclamo ya había tomado visibilidad en encuentros anteriores, esta vez fue oficial.

El nombre de Amancay Diana Sacayán, creadora del Movimiento Antidiscriminatorio de Liberación (M.A.L) y promotora de la ley de cupo laboral trans que hoy lleva su nombre fue enarbolado. Su asesinato, cometido entre el 10 y 11 de octubre luego del Encuentro en Mar del Plata, sentó jurisprudencia para nombrar a estos crímenes como “travesticidios”.

Alba Rueda fue una de las voceras de esta marcha, recordó la figura de Lohana Berkins, Diana Sacayán y Marlene Wayar quienes supieron dar los primeros debates para combatir una visión de feminismo biologicista, una visión de feminismo que excluye a las identidades disidentes. Página 12 publicó: “Este año, en Argentina, 50 travestis fueron asesinadas y sus nombres quedan invisibilizados en una lista que solo el movimiento que las cobija recuerda en voz alta, como el de Marcela Chocobar, asesinada el 6 de septiembre de 2015”.

20 cuadras de marcha

El segundo día de todos los encuentros se despliega la marcha más masiva de mujeres de toda Latinoamérica. Comienzan alrededor de las 17 del domingo y recorren las calles de la ciudad sede.  En conversación con Radio Provincia del Chaco, la periodista gráfica Bichi Romero, ex integrante de la Comisión Organizadora en Chaco comentó su experiencia en el encuentro. “La marcha fue emocionante y súper masiva, se marchó por la ciudad y por muchos barrios alejados. La recepción de los vecinos fue increíble, salían de sus casas a aplaudirnos y a ofrecernos agua”.

Si bien las marchas de los encuentros son lo más festivo y emocionante para las participantes, los medios hegemónicos se han encargado de demonizarlas y crear confusión en los ciudadanos:

“Ayer antes de la marcha, Clarín titulaba que se estaba vendiendo nafta para armar bombas molotov. Ellos nos ponen adentro de su horno y nos cocinan. Nos construyen como un otro peligroso. Yo le recomiendo a todo el mundo que salga de esa construcción y ponga el cuerpo en estas marchas. Nosotras paramos en la casa de una señora con su hija, nunca había ido a una marcha y quedó fascinada. Nos decía no puedo creer lo que están diciendo de ustedes”.

“Se van a morir todas”

Un hecho histórico, por su magnitud y su carácter autogestivo, viene siendo signado por las sombras de un amplio operativo de las fuerzas de seguridad que derivó en demoras en las rutas sumado a servicios de inteligencia en terminales y aeropuertos, además de la militarización en las calles de la ciudad.

Pero los operativos, paradójicamente, no están destinados a proteger a las visitantes. Circuló por redes sociales (fuente de primera mano de este evento imperceptible para los medios de comunicación dominantes) un comunicado de prensa de la agrupación de Mujeres en Lucha Las Piqueteras en la que expresaron un hecho de agresión y amenazas de muerte en la escuela N° 744 de Trelew.

“Un grupo de varones se acercó de modo violento a tirar piedras contra la puerta del gimnasio de la Escuela gritándonos: ‘Las vamos a matar. Acuérdense, esta noche se van a morir todas’. La denuncia ha sido radicada en la línea 901. Hacemos responsables al gobierno de la ciudad y al gobierno provincial por nuestra seguridad e integridad física. Llamamos a todas las organizaciones a denunciar este tipo de atropellos”, concluyeron las mujeres.

El día del cierre, otro ataque machista ocurrió concluida la marcha. Un grupo de hombres agredieron física y verbalmente a las participantes, lo que terminó con represión por parte de la Policía de Chubut. De los disturbios resultaron 10 mujeres detenidas, y ningún varón. Los acontecimientos obligaron a la Comisión Organizadora a suspender la tradicional Peña artística.

La impunidad de los grupos reaccionarios al encuentro se repite año a año. En Resistencia, el año pasado, varios colectivos denunciaron peleas hasta con golpes de puño por parte de varones de la ciudad, sin contar con la “cacería humana” en el día de cierre.

La Plata, próxima sede

La ciudad de las diagonales será la sede del próximo Encuentro Plurinacional de Mujeres. La decisión fue votada por ovación en el cierre del encuentro en la mañana del lunes 15 en el autódromo Mar y Valle de la Trelew. Un dato no menor, la capital bonaerense recibirá a la multitud y sus reclamos el 12,13 y 14 de octubre próximo, en pleno clima electoral y en un año en que se volverá a discutir en el recinto legislativo la legalización del aborto.

A partir de esta edición, el encuentro será “plurinacional” tras acordarlo en uno de los talleres más destacados “Mujeres y Autodeterminación de los Pueblos”.  Ya en Chaco sonó fuerte La Plata, pero se impuso Chubut. Esta vez la otra opción fue la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Pero La Plata ya se oía en las calles desde el primer día como candidata principal para seguir diciendo “Y ahora que estamos juntas, y ahora que si nos ven…”.


Categoria: Género | Tags: , , , | Comentarios: 0

Sé el primero en escribir un comentario.

Deja un comentario