“Es imposible el cambio social sin compromiso político y ético de los comunicadores”

El periodista de Página 12, docente e investigador en Comunicación, Washington Uranga, ofreció este viernes 1° de junio una charla en la sede Sargento Cabral (Corrientes) de la Facultad de Humanidades de la UNNE ante cientos de alumnos, docentes y no docentes de la carrera. El eje fue el rol del comunicador en el contexto actual y contó con una importante participación, sobre todo de los estudiantes que cursan los primeros años de la Licenciatura en Comunicación Social de la Universidad Nacional del Nordeste (UNNE).

Previamente, en Resistencia en horas de la mañana, brindó una conferencia en Salón de Actos de esa Facultad, en el marco de unas jornadas sobre comunicación y ruralidad, organizada conjuntamente con el INTA Chaco-Formosa.  

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Luego, en horas de la tarde y ante la multitud que escuchaba en silencio, Uranga se refirió a la necesidad de pensar juntos la comunicación sin negar las raíces profesionales que tiene en el periodismo. Pero agregó que la comunicación complejiza el campo.

“Somos informadores; periodistas es tener saberes sobre la información y tratamos de reconocernos en el marco de las ciencias sociales. Tenemos que pensarla como disciplina que incluye saberes, capacidades y habilidades aporta a comprendernos como protagonistas del quehacer social”, sostuvo.

En esa línea, agregó que desde la comunicación se puede aportar mucho a la comprensión de los procesos sociales. También explicó la necesidad de “volver a lo básico”, al encuentro con el otro, en un contexto de hipermediatización y de aceleración, de relaciones sociales atravesadas por la tecnología. “La complejidad de la historia demanda la complejidad de nuestra mirada”, agregó.

20180603_105420

En otro pasaje de una charla totalmente distendida y con pasajes que iban del humor a la conceptualización teórica, Uranga dio lugar a la esperanza: “No hay hechos sin historia, sin antecedentes y sin mirada de futuro”, por lo que según su planteo los comunicadores debemos “revelar signos portadores de futuro que alimenten la esperanza”.

Advirtió que la práctica profesional en el contexto actual hace pensar antes en los medios que en los vínculos, pero la comunicación es inseparable de la acción. “Gestionar la comunicación es gestionar la propia vida porque es inherente a las prácticas sociales. Es contribuir a una madeja de relaciones, sumar saberes, habilidades y capacidades a los procesos de construcción social”.

“La comunicación se define por la acción, por el lenguaje, porque constituye el contenido y el sentido de nuestra acción. El cambio social es una acción transformadora que involucra al sujeto. Entonces, comunicación y acción son inseparables del sujeto, así como de los grupos y organizaciones, en los ámbitos en los que se desempeñan y el contexto”.

Y expresó que “comunicar es entonces pensar procesos históricos y políticos en el territorio. Porque la comunicación implica necesariamente propuestas portadoras de futuro desde nuestro presente”.

En ese sentido, continuó diciendo que es necesario “trabajar sobre componentes culturales y sobre nuestra capacidad de reconstruir la memoria para cimentar el presente. Somos tributarios de matrices culturales que nos preceden”. Trabajar la comunicación desde esta perspectiva supone, entonces, desentrañar los modos de circulación del poder.

“Es importante respaldar y aprender de estas prácticas culturales para ponerlas en acción como posibilidad de transformación. Todo proceso comunicativo es subsidiario de la cultura, que supone acuerdos, consensos y disensos. Por eso decimos que el sentido común es resultado de una negociación. La comunicación para el cambio social implica una fuerte presencia en la cultura”, indicó el periodista.

Y finalmente subrayó que ser comunicador hoy es “colocarnos en el lugar de reivindicar el derecho a la comunicación, que es un derecho humano fundamental y habilitante de otros derechos. Somos estrategas del diálogo público en el espacio público, facilitadores, garantes. Para eso tenemos que aportar capacidades, pero también la vocación”, concluyó para dar lugar a un rico intercambio con los asistentes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s