Volver al pasado. La educación de nuestros niñxs y la fundación CONIN

*Por Ludmila Pellegrini

En diciembre pasado se celebraba un convenio con la fundación CONIN y el Ministerio de Educación de la Nación, para “mejorar las condiciones de educabilidad” de lxs niñxs de nivel inicial; algo que se veía venir desde el año 2015, antes de que Macri fuera presidente, ya que se avizoraba que el médico Abel Albino, quien preside la fundación, ocuparía un lugar privilegiado en el gobierno de Cambiemos. Dicho acuerdo preocupa por la fuerte influencia del médico con pensamiento conservador, donde vincula a la desnutrición con la sexualidad.

El acceso a la información sobre el convenio es escaso, en la página de CONIN, establece que el mismo apunta a impulsar “espacios de encuentro y debate con la comunidad educativa en las distintas jurisdicciones del país con el propósito de instalar el tema, se generarán instancias de acompañamiento a las familias y de formación para supervisores, directivos, docentes y equipos de orientación escolar y, así, poder asistir a los niños generando las condiciones necesarias para que el aprendizaje se produzca satisfactoriamente. La desnutrición y malnutrición, traen aparejados problemas de aprendizaje que pueden desembocar en el fracaso de las trayectorias escolares”. (http://www.conin.org.ar/contenidos/conin-en-accion/alianza-con-el-ministerio-nacional-de-educacion/)

El Chaco no está exento de convenios con la fundación

Cabe mencionar, que el Ministerio de Educación de la Nación no es el único que ha realizado acuerdos con esta institución, “el 3 de junio de 2016, el gobernador del Chaco, Domingo Peppo y el titular de la fundación CONIN, Abel Albino, firmaron un convenio de cooperación para “articular acciones con el objeto de reforzar las acciones de prevención y tratamiento de la desnutrición”. El acuerdo establecía “la realización de un relevamiento nutricional y social en determinadas zonas y en base a ello, la elaboración de un modelo de gestión de trabajo participativo y coordinado”. En la actualidad, CONIN dispone de tres sedes ubicadas en las localidades chaqueñas de Barranqueras, Sáenz Peña y Quitilipi; en 2017, a través de una ley provincial, se le donó un terreno para la construcción de una sede en la ciudad de Resistencia.” (http://www.chacodiapordia.com/2018/01/11/desnutricion-infantil-especialistas-cuestionan-metodologias-de-la-fundacion-conin/)

WhatsApp Image 2018-02-15 at 11.37.31 (2)

Críticas que recibió el acuerdo

La Sociedad Argentina de Pediatría (SAP), elevó una nota manifestando su profunda preocupación por el acuerdo firmado entre educación y la fundación CONIN, ya que no están de acuerdo con los argumentos que el Dr. Albino ha manifestado en variadas ocasiones, por carecer de argumentos científicos y de una mirada integral de salud. Plantean además, que un Estado Moderno debe garantizar que las políticas públicas estén vinculadas al desarrollo humano y cuenten con el asesoramiento de sociedades científicas, como es el caso de la SAP.

Gobernar es poblar. ¿Paternidad responsable o fornicación asistida?

La fundación CONIN está presidida por Abel Albino, médico vinculado al Opus Dei, a quien le dedicaré estas líneas para echar luz a la ideología que sustenta el acuerdo, la fundación que preside y por ende, podemos intuir, la impresión de ese pensamiento en las prácticas que se intentarán llevar a cabo en las aulas.  

En Gobernar es poblar. ¿Paternidad responsable o fornicación asistida? Albino expresa su pensamiento, que como el lo plantea es fruto de su práctica desde la fundación CONIN en Mendoza.

En el libro vincula la desnutrición con la sexualidad, plantea que “un profesional debe considerarse capaz de formar las conciencias y los hábitos que rigen la templanza social de las familias en las que hay niños desnutridos y también de promover un sano dominio del cuerpo que ayude al hombre a abstenerse cuando considera en conciencia no ser capaz de recibir con alegría una nueva vida que se gesta”.

Para Albino hay que poner en práctica la castidad, la abstinencia, ese es para él el único método para erradicar la desnutrición infantil; plantea la necesidad de “enseñar a moderar los instintos” subyace además en esto una mirada patologizante y discriminadora de los sectores más vulnerables, para el médico “toda solución verdadera debe abocarse científicamente a revertir las desviaciones sexuales suscitadas por la falta de educación, lo cual se hace presente especialmente en los sectores marginados, en los que el ejercicio de la sexualidad se desarrolla de modo promiscuo y animal”

A los métodos anticonceptivos como la ligadura de trompas o la vasectomía los denomina “métodos de mutilación”, y a las políticas de estado en relación a la anticoncepción las llama de “fornicación asistida”.

Para el médico a los grupos de riesgo de desnutrición debe inculcárseles, “estima por el matrimonio monogámico y heterosexual… convicción de que el acto sexual solo es adecuado cuando se lo ejercita con la previa capacidad y disposición de asumir sus consecuencias” (tener hijos).

Estas políticas ponen en disputa la iglesia vs el Estado, la Educación sexual integral vs los métodos del Opus Dei, la educación pública vs la privatización, el estado como garante vs el mercado y las oeneges ocupando las funciones que debería ocupar el estado. Los avances en términos de políticas sexuales vs un retroceso de políticas impuestas por un conservadurismo recalcitrante, que atrasa la discusión del aborto, (al cual denomina “filicidio intrauterino”).

Refuerza los estereotipos de género planteando que “en el ámbito corporal el hombre supera a la mujer desde el punto de vista de la potencia física, y la mujer al varón en su capacidad de alimentar al niño recién nacido, en el ámbito psicológico, mientras el hombre piensa en lo que hará el año que viene, la mujer piensa en que hará de comer a sus hijos hoy”. Un buen espacio del libro se lo dedica al himen de la mujer, donde establece las tajantes diferencias entre la virginidad masculina y la femenina, “el hombre si bien no detenta una virginidad física, debe esmerarse por ofrecer a su futura esposa una virginidad moral; la mujer debe esmerarse por ofrecer una virginidad tanto física como moral”.

Este convenio firmado por la fundación CONIN y el Ministerio de educación de la nación es preocupante, ya que la educación de lxs niñxs pequeñxs quedaría en manos de personas como el doctor Albino que refuerzan estereotipos de género y habla de castidad en pleno siglo XXI. Esto sin mencionar el desmantelamiento de las políticas de educación sexual integral que llevó a cabo el gobierno de cambiemos. Hay una fuerte disputa entre educación pública vs una privatización encubierta de la educación; una educación laica en manos del Estado vs una educación conservadora, religiosa y heteronormativa.

*docente, investigadora, militante.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s